sábado, 6 de diciembre de 2008

y al fin, se vino!

CUARTA
COLGADA
DE
POESÍA
Plaza Malvinas, sábado 6 (desde las 16 hs), domingo 7 y lunes 8
(POR FAVOR, DIFUNDIR)

martes, 28 de octubre de 2008

Fito según Facu

Nuestra "inagotable fuente" no deja de sorprendernos, de matarnos! y latenemos tan cerquita, por suerte! Ahí va: recordarán, supongo, aquella canción de Fito que se parece mucho mucho a esta, pero no del todo, claro...

"Yo pondría el pecho mejor
Tú podrías acercarte a mí..."

Sí, sí, es adorable además de inagotable. ¡Te queremos Facu, te queremos!

martes, 1 de julio de 2008

Cualquier semejanza con la realidad...

Gracias a José que me hizo reencontrar con estas verdades del bueno de Joan Manuel (justo en el momento en que las palabras de uno y otro genio eran imprescindibles). Dicho esto, dejo a los lectores disfrutar la maravilla y las crudas verdades:


Algo personal
(
Joan Manuel Serrat)
Probablemente en su pueblo se les recordará
como cachorros de buenas personas,
que hurtaban flores para regalar a su mamá
y daban de comer a las palomas.

Probablemente que todo eso debe ser verdad,
aunque es más turbio cómo y de qué manera
llegaron esos individuos a ser lo que son
ni a quién sirven cuando alzan las banderas.

Hombres de paja que usan la colonia y el honor
para ocultar oscuras intenciones:
tienen doble vida, son sicarios del mal.
Entre esos tipos y yo hay algo personal.

Rodeados de protocolo, comitiva y seguridad,
viajan de incógnito en autos blindados
a sembrar calumnias, a mentir con naturalidad,
a colgar en las escuelas su retrato.

Se gastan más de lo que tienen en coleccionar
espías, listas negras y arsenales;
resulta bochornoso verles fanfarronear
a ver quién es el que la tiene más grande.

Se arman hasta los dientes en el nombre de la paz,
juegan con cosas que no tienen repuesto
y la culpa es del otro si algo les sale mal.
Entre esos tipos y yo hay algo personal.

Y como quien en la cosa, nada tiene que perder.
Pulsan la alarma y rompen las promesas
y en nombre de quien no tienen el gusto de conocer
nos ponen la pistola en la cabeza.

Se agarran de los pelos, pero para no ensuciar
van a cagar a casa de otra gente
y experimentan nuevos métodos de masacrar,
sofisticados y a la vez convincentes.

No conocen ni a su padre cuando pierden el control,
ni recuerdan que en el mundo hay niños.
Nos niegan a todos el pan y la sal.
Entre esos tipos y yo hay algo personal.

Pero, eso sí, los sicarios no pierden ocasión
de declarar públicamente su empeño
en propiciar un diálogo de franca distensión
que les permita hallar un marco previo

que garantice unas premisas mínimas
que faciliten crear los resortes
que impulsen un punto de partida sólido y capaz
de este a oeste y de sur a norte,

donde establecer las bases de un tratado de amistad
que contribuya a poner los cimientos
de una plataforma donde edificar
un hermoso futuro de amor y paz.

viernes, 27 de junio de 2008

Roque Dalton Gracía (gracias a eltrenliterario.blogspot.com!!!)

Me tomo la libertad de compartir lo que encontré chusmeando el blog de un poeta que (casi) acabo de conocer. Su generosidad, la de compartir la belleza que conoce con nosotros, me inspira también; así que hacemos rodar la poesía. La poesía que, como dice Roque, "es como el pan, de todos."

LOS BURÓCRATAS
Los burócratas nadan en un mar de aburrimiento tempestuoso
Desde el horror de sus bostezos son los primeros asesinos de la ternura
terminan por enfermarse del hígado y mueren
aferrados a los teléfonos con los ojos amarillos fijos en el reloj.
Los burócratas tienen linda letra y se compran corbatas
sufren síncopes al comprobar que sus hijas se masturban
deben al sastre acaparan los bares
leen el Reader Digest y los poemas de amor de Nerúda
asisten a la ópera italiana se persignan
firman los pliegos nítidos del anticomunismo
los hunde el adulterio se suicidan sin arrogancia
tienen fe en el deporte se avergüenzan
se avergüenzan a mares
de que su padre sea un carpintero.



ACTA
En nombre de quienes lavan ropa ajena
(y expulsan de la blancura la mugre ajena).
En nombre de quienes cuidan hijos ajenos
(y venden su fuerza de trabajo
en forma de amor amaternal y humillaciones).
En nombre de quienes habitan en vivienda ajena
(que ya no es vientre amable sino una tumba o cárcel).
En nombre de quienes comen mandrugos ajenos
(y aún los mastican con sentimiento de ladrón).
En nombre de quienes viven en un país ajeno
(las casas y las fábricas y los comercios
y las calles y las ciudades y los pueblos
y los ríos y los lagos y los volcanes y los montes
son siempre de otros
y por eso está allí la policía y la guardia
cuidándolos contra nosotros).
En nombre de quienes lo único que tienen
es hambre explotación enfermedades
sed de justicia y de agua
persecuciones condenas
soledad abandono opresión muerte.
yo acuso a la propiedad privada
de privarnos de todo.

COMO TÚ
Yo, como tú,
amo el amor,
la vida,
el dulce encanto de las cosas,
el paisaje celeste de los días de enero.
También mi sangre bulle
y río por los ojos
que han conocido el brote de las lágrimas.
Creo que el mundo es bellos,
que la poesía es como el pan, de todos.
Y que mis venas no terminan en mí
sino en la sangre unánime
de los que luchan por la vida,
el amor,
las cosas,
el paisaje y el pan,
la poesía de todos.

jueves, 26 de junio de 2008

M aquí!

Amigos y visitadores, he vuelto!!! La euforia representada en los signitos de admiración es mía, claro (no es que sea tan creídita!). Aquí he dejado, como prueba de que el ocio sin internet no es la muerte del poeta (juá), un par de verocidades. Y hay más, por suerte para mí, que es como si anduviera con sed cuando no escribo nada... habrá que ver qué se salva de mi censura.
Bien, espero que si tienen ganas "pasen y vean" nuevamente por este rinconcito, que ya no tendré tan abandonado.
Besos y saludos

cartón

he trabajado duro
para domar tu imagen
he jurado ignorarla
y ella, que ahora es más obediente,
se ha comprometido
con firmeza
a ya no desvelarme

he debido explicarle
que pasaré de ella
y de su dueño
por el tiempo que reste en la aventura
de hallar un ser amable

la he escrutado a los ojos largamente
con la luz de la rabia:
no he logrado encontrar
ni aún un atisbo
de mella en su altivez
-sigue sonriendo-

ahora que se marcha
descubro sin embargo
que apura el paso…
teme
que me atreva, ahora sí,
a retenerla un instante
para rasparle un ángulo
para ver cabalmente
-libre ya del opio o del encanto-
que mis dedos se ensucian
con un dorado tinte.

(22/4/08)

magia

presento a mis hermanas,
humildemente,
un puñado de palabras
mágicas

deberán pronunciarse
con mirada ardiente
con senos de madre
con aliento quebrado
con piernas abiertas
con inteligencia
(y en tono interrogativo)

“un vino”
“un café”
“tu número”

en menos que canta un gallo
que salta un conejo
que brotan pañuelos
un hombre habrá desaparecido

(22/04/08)

lunes, 14 de abril de 2008

... la abuela era buena... y fumaba

"... el cuento de la abuela Pipa" (????????????????)

Ya se sabe que tampoco tiene mucha lógica aquello de "la buena pipa"... pero bueno.

by "nombrenopublicable" (sí, otra vez)

domingo, 13 de abril de 2008

Otoño (mauricio rosencof + jaime roos)

Aquella tarde de otoño era dorada
Árboles y casas tras un tul amarillento
Las copas calmas, el cielo tenue, el sol más lento.
Sus ojos sonreían, estaba enamorada.
Caminábamos los dos la hora encantada
En que el farol garúa su primer aliento
Cuando salta a su paso un presentimiento:
“Dios mío”, dice, “¡que nunca pase nada!”.
“¿Qué puede pasar? Nada. Nada va a pasar”
“No sé… es que todo esto es tan hermoso”.
Nos besamos con miedo y volvimos a andar
Pero tanto silencio se nos hizo penoso.
Entonces eligió hojitas secas para pisar
Y el juego volvió el dorado más luminoso.
Ésta es una de mis canciones preferidas del disco de Jaime Roos, "La Margarita", sobre poemas del uruguayo Mauricio Rosencof. La historia en torno al poemario del entrañable Mauricio es más larga y muy hermosa, y merece una dedicación especial que me resulta imposible en esta tarde; ojalá me acuerde de contarla en otro momento, porque es bellísima en serio.
(Gracias a Martín, a quien le debo el haberme encontrado con esta maravilla que ahora comparto y, si me permiten, recomiendo.)

martes, 1 de abril de 2008

Si el hombre pudiera decir lo que ama (de Luis Cernuda)

Si el hombre pudiera decir lo que ama,
si el hombre pudiera levantar su amor por el cielo
como una nube en la luz;
si como muros que se derrumban,
para saludar la verdad erguida en medio,
pudiera derrumbar su cuerpo,dejando sólo la verdad de su amor,
la verdad de sí mismo,
que no se llama gloria, fortuna o ambición,
sino amor o deseo,
yo sería aquel que imaginaba;
aquel que con su lengua, sus ojos y sus manos
proclama ante los hombres la verdad ignorada,
la verdad de su amor verdadero.

Libertad no conozco sino la libertad de estar preso en alguien
cuyo nombre no puedo oír sin escalofrío;
alguien por quien me olvido de esta existencia mezquina
por quien el día y la noche son para mí lo que quiera,
y mi cuerpo y espíritu flotan en su cuerpo y espíritu
como leños perdidos que el mar anega o levanta
libremente, con la libertad del amor,
la única libertad que me exalta,
la única libertad por que muero.

Tú justificas mi existencia:
si no te conozco, no he vivido;
si muero sin conocerte, no muero, porque no he vivido.

Luis Cernuda
(gracias Facu)

sábado, 29 de marzo de 2008

Mariposas (1971)

Silvio Rodríguez

Hoy viene a ser como la cuarta vez que espero
desde que sé que no vendrás más nunca.
He vuelto a ser aquel cantar del aguacero
que hizo casi legal su abrazo en tu cintura.

Y tú apareces en mi ventana,
suave y pequeña, con alas blancas.
Yo ni respiro para que duermas
y no te vayas.

Qué maneras más curiosas
de recordar tiene uno,
qué maneras más curiosas:
hoy recuerdo mariposas
que ayer sólo fueron humo.
Mariposas, mariposas
que emergieron de lo oscuro
bailarinas, silenciosas.

Tu tiempo es ahora una mariposa,
navecita blanca, delgada, nerviosa.
Siglos atrás inundaron un segundo
debajo del cielo, encima del mundo.

Así eras tú en aquellas tardes divertidas,
así eras tú de furibunda compañera.
Eras como esos días en que eres la vida
y todo lo que tocas se hace primavera.
¡Ay mariposa!, tú eres el alma
de los guerreros que aman y cantan
y eres el nuevo ser que (hoy) se asoma
por mi garganta.

Qué maneras más curiosas
de recordar tiene uno,
qué maneras más curiosas:
hoy recuerdo mariposas
que ayer sólo fueron humo.
Mariposas, mariposas
que emergieron de lo oscuro
bailarinas, silenciosas.

Tu tiempo es ahora una mariposa,
navecita blanca, delgada, nerviosa.
Siglos atrás inundaron un segundo
debajo del cielo, encima del mundo.

Cuenta Silvio: «Para la cultura náhuatl que crecía en el valle de México cuando llegaron los conquistadores (después no creció casi nada), las mariposas simbolizaban el alma de los guerreros que, habiendo caído en combate, regresaban a la tierra de esa forma colorida y hermosa para embellecer la vida de los hombres. En este caso el símbolo esta tomado en el sentido de la añoranza del recuerdo.»

la inefable Eda Bustamante

... fue celebrada en una canción de Attaque77, que decía:

"Eda Eda Bustamante"

... pero algunos oían, lamentablemente:

1. "Heladera Bustamante"

2. "Te daré la Bustamante"


by Cejas y Anabela

uno baila como quiere...

"bailar pelados es bailar" (iguál-quebaaailaelmaaaaar-conlosdelfíneeees...)

by Faxe (no ocultaremos este dato porque él está orgulloso! y nosotros se lo festejamos... un rato... hasta que descubrimos que la canción que supo cantar el bueno de Sergio Dalma es altamente "pegajosaaa"!!!)

cosas de cronolecto

"¡Es más bueno que el Ace!" (se refiere al jabón en polvo!!!)

... te han olvidado o no te conocieron jamás, Lassie querida! Acaso tenga el mismo sino el sonriente y rozagante Quaker (shh, no le digamos nada... a ver si lo toma a mal y a estas alturas hay que cambiar el dicho)

miércoles, 26 de marzo de 2008

Nota Página12 (c)

Opinión
La plaza de las Trillizas
Por Sandra Russo
Hace rato que el campo seduce a la ciudad, tanto como la ciudad seduce al campo. “Yo estoy con el campo”, se leía ayer en las pancartas cuadraditas que exhibían jóvenes de look Cardon, una marca que, dicho sea de paso, tiene en Palermo su “torre rural”. Parece una bizarrada argentina, y acaso lo sea, pero en el sitio web de la marca que impuso la ropa de estancia entre jóvenes y adultos que de estancieros tienen poco, se indica que sus emprendimientos inmobiliarios se originaron en el deseo de que la gente del campo “se sienta en la ciudad como en su casa”.
Algunos barrios de esta ciudad, anoche, estuvieron con el campo, aunque no se sepa muy bien cuál es el lazo que se estrecha, más allá del espanto que los une, y que es el gobierno kirchnerista. Iba a pasar tarde o temprano, pero seguro iba a pasar ante alguna señal concreta de que había llegado la hora de redistribuir un poco, un poquito, algo de lo que tienen y nunca en la historia han cedido de buena fe o buena gana.
Las Trillizas de Oro lo supieron antes que muchos, y por eso hicieron buenos matrimonios: acabado hace rato su cuarto de hora, las chicas fueron noticia solamente porque las tres eligieron casarse con polistas. Hay un glamour polista que recoge cierta muchachada bilingüe, un toque de distinción en alpargatas, un manierismo de mate con la peonada, un aire de familia numerosa y divina que aunque argentina, es rubia y fina. La base social y cultural del nicho citadino que no tiene empacho en arrebatarles a los piqueteros sus piquetes y que desembarcó en las calles con entusiasmo de debutante, encanto del polista.
A propósito, el lunes 24 me equivoqué de marcha, y en lugar de ir a la de los organismos de derechos humanos aterricé en la de las agrupaciones de izquierda. Quien se atuviera a lo que allí se megafoneaba, jamás hubiese comprendido este país, que un día después, un solo día, ofreció en el mismo escenario el espectáculo del sector agropecuario forzando rebelión en la granja.
A pesar del arrebato con el que estas líneas están siendo escritas, hay al menos un par de cosas claras. Quien votó a Cristina Kirchner se presume que votó algo parecido a lo que pasa. Medidas que redistribuyan riqueza. ¿Por qué hasta ahora no se tomaron medidas como éstas? Porque medidas como éstas no son gratis. Porque la riqueza no se suelta. Porque no hay lógica ni ideología capaces de arrancarle a un sector privilegiado algo de lo que tiene. Porque a la redistribución de la riqueza hay que acompañarla y sostenerla y defenderla de la reacción que provoca. Porque para acompañar un proceso de redistribución de recursos y de asignación de torta hay que hablar claro, tener coraje y poner el cuerpo y la cabeza a favor de ese cambio. Porque es más fácil, desde un progresismo previsible, rancio y fofo, seguir boludeando con el bótox o las carteras de la Presidenta.
Hoy hay miles de personas en las calles con pancartitas que dicen “Yo estoy con el campo”, sin que eso signifique otra cosa que estar en contra de este gobierno y de las medidas que pueden rozarles las ganancias. Así ha sido siempre. Siempre han estado a favor de quien les done favores y en contra de quien se los recorte. No los mueve nada más que el bolsillo. No hay otra ideología que el bolsillo, aunque usen alpargatas y salgan de padrinos del hijo de un peón.

Nota Página12 (b)

Opinión
No importa nada
Por Alfredo Zaiat
Telefónica y Telecom deciden cortar el servicio de telefonía porque consideran que su rentabilidad no es la adecuada y para restablecerlo exigen un aumento de tarifas. Edesur y Edenor informan que en reunión de directorio adoptaron una medida que afectará a los usuarios porque los dejaran sin luz ante la tosudez de un gobierno que no quiere subir las tarifas. Las empresas de colectivos, las grandes y las pequeñas, impulsan un lockout ante lo que evalúan como una política oficial equivocada de no elevar el precio de los boletos. Las petroleras YPF, Shell, Esso y Petrobras dejan de abastecer las estaciones de servicios para enviar el mensaje que quieren cobrar las naftas más caras. Empresas oligopólicas productoras de alimentos, como Molinos de Pérez Companc y Ledesma de Blaquier, interrumpen los envíos al mercado, porque están en contra de la intervención de la Secretaría de Comercio.
La mayoría pensaría que resulta descabellada esa respuesta empresaria, comportamiento que se definiría como antisocial y perturbador. ¿Cuál sería la reacción mediática ante semejante presión patronal que afecta a millones, en especial a los más vulnerables? ¿Dejar sin teléfono, luz, medios de transporte, combustible y alimentos sería aplaudida, acompañada y festejada con cacerolazos? Da la impresión de que no, aunque no habría que descartar sorpresas entre los que ya se sabe e incluso en algunos progresistas culposos. Ahora bien, para evitar confusiones, la protesta del campo es un lockout patronal, ya sea de pequeños, medianos o grandes productores. Se trata de la respuesta del capital a una medida del Gobierno. Y la acción es tan virulenta como la que tiene con los trabajadores o peones rurales en situaciones de máxima tensión. No importa nada, salvo preservar la rentabilidad del capital. En este caso “nada” implica vaciar góndolas de supermercados y estantes de los almacenes. Pocas medidas patronales han sido de tan manifiesto desprecio hacia el prójimo. Y lo que no deja de asombrar es que la mayoría de los medios pueda considerar “justa” semejante agresión a la población. Porque no sólo faltará carne, leche y otros alimentos, sino que sus precios subirán ante la escasez, produciendo el doble efecto de angustia por el desabastecimiento y por el deterioro del poder adquisitivo. Esto no significa que los pequeños y medianos productores no necesiten atención con políticas específicas y de promoción por parte del Gobierno, que parece ignorar la diversidad de agentes en el campo. Pero cuando las demandas ya dejan de ser por una estrategia sectorial, para convertirse en un de-sestabilizador político, económico y social, los dirigentes que dicen representar a los castigados del campo debería alejarse de sus pares que no dudarían en cualquier otro momento de aplastarlos, como la historia bien enseña.


azaiat@pagina12.com.ar

Nota Página12 (a)

Opinión
Una giornata particolare
Por Mario Wainfeld
La cobertura televisada en vivo del discurso presidencial pretendió sugerir que las bazas se estaban dirimiendo. En realidad, las cartas de ayer ya estaban echadas, a la tardecita. Las entidades “del campo” anunciaron horas antes la prolongación de su lockout con cortes de rutas por tiempo indeterminado, hasta que se retractara la implantación de las nuevas escalas de las retenciones y su movilidad. Hablaron de su ánimo de negociar pero, en un sinsentido llamativo, lo supeditaron a una rendición. La oferta, bien mirada, era una remake agreste del Tratado de Versalles. Era muy dudoso que Cristina Fernández tuviera en carpeta otro tipo de réplica pero con la presión de la acción directa, al grito de “quiero retruco”, contestó “quiero valecuatro”.
La partida no ha terminado pero es obvio, con el tablero a la vista, que ayer “el campo y la oposición política (que encontró un nicho de oportunidad) ganaron unos porotos.
El Gobierno, desde el vamos, no fue hábil para espigar entre los reclamantes. Soportó, en algún sentido alentó, que se unieran en la protesta. Ayer sucedió que recibieron apoyos ajenos a la mera lógica corporativa. Seguramente no hubo transiciones del oficialismo a la oposición. Los barrios porteños que se galvanizaron (los del norte), los rostros de las movilizaciones sugieren un corte de clase. Es verosímil que no hayan salido a la calle muchos (acaso ninguno) de quienes votaron a Cristina para presidenta.
Pero el oficialismo cometió el desliz de permitir que se ampliara el apoyo a sus antagonistas. Tanto que varios gobernadores que se supone son “del palo” hacían piruetas ayer para no malquistarse con la Casa Rosada pero propalaban gestos cada vez más conspicuos para que se abriera una instancia de negociación.
- - -
Estilo CFK: La presentación de la Presidenta mantuvo sus rasgos de estilo. Un discurso claro, articulado, bastante sofisticado para los que miran compactos por tevé. Su defensa del “modelo” fue lógica y bastante precisa. Defendió la validez de las retenciones como puntal de una política económica que sirvió para salir de la crisis. Y explicó la utilización estatal de los recursos provenientes de los impuestos. Defendió una política económica que ha producido resultados aceptables, inimaginables años atrás y la validez de un impuesto que siempre fue resistido por los sectores del agro. A diferencia de otros espadachines mediáticos del Gobierno, no se ciñó sólo al valor recaudatorio de la gabela, también su necesidad para desacoplar a los precios domésticos de productos básicos del arrastre de los precios internacionales.
Definir si tiene razón en ese encuadre general, obliga a una toma posición política. La controversia no es un hallazgo del siglo XXI, viene de muy lejos. La dieta de los argentinos se integra comiéndose buena parte de los principales productos exportables. La bonanza del campo en general ha derivado en precios siderales de productos básicos y las tensiones entre la cadena agropecuaria exportadora y un tramo importante de los sectores populares es uno de los hilos conductores de los conflictos de nuestra historia.
En un período de crecimiento esa contradicción fue sobrellevada, no sin resquemores, por el gobierno de Néstor Kirchner que también soportó lockouts y quejas por estar asesinando a la gallina de los huevos de oro. La mala onda entre éste y otros gobiernos peronistas (salvo el de Carlos Menem que no fue de esplendor para “el campo”) es otra constante nacional. La palabra agresiva de varios piqueteros de ayer, visiblemente productores pequeños y no multimillonarios, evocaba los discursos más flamígeros de la Sociedad Rural, aquellos en los que se comenta que el campo hizo la grandeza de la patria. Una mirada seria sobre la distribución de la riqueza y la extensión de la justicia social en esos lapsos, autoriza a ser escéptico. Y a convocar a la modestia sectorial, base de toda convivencia social civilizada.
Así las cosas, en la lectura de este cronista, en su sesgo general, el Gobierno tiene razón en defender las líneas maestras de su política económica que fue convalidada por un margen amplio en las elecciones de octubre pasado. Pero algo faltó.
- - -
Lo que faltó: A Cristina Fernández de Kirchner le faltó algo que es una larga carencia de su fuerza. Matizar al adversario, predisponer una salida conversada. No ceder a las presiones es un principio básico de gobernabilidad, indeclinable. No es sensato suponer que un gobierno naciente se permita burlar esa bolilla uno.
Pero el Gobierno todo (y la Presidenta) ayer descuidó condimentar su gobernabilidad con uno de los mandatos del sistema democrático: mantener instancias de negociación permanente con todos los sectores, incluidos los díscolos. Cristina Kirchner, puesta a confrontar con quienes la habían desafiado, descuidó diferenciar a su interior a los “grandes” de los “pequeños y medianos”. Y abrir una ventana pública para salir de la pura confrontación.
- - -
Lo que se juega: Los dirigentes “del campo” ayudan poco. Los grandes se invisibilizan en el discurso escudándose detrás de los pequeños mientras se valen de su bronca. La intransigencia de las cuatro entidades no se puede explicar por motivos económicos (a muchos de ellos les sigue yendo bomba) ni por estar “desbordados” por sus bases, argumento que ningún líder que aspira a negociar puede invocar gratuitamente. Digámoslo paradojalmente para luego explicarlo: ya no se discute lo que se discute.
Todo paro (incluidos los patronales) es político porque supone disputa de la riqueza. Este lo es, además, porque se quiere limar al Gobierno. No se discuten ya las retenciones a la soja (el precio internacional bajó en estos días tornando virtual por ahora el supuesto casus belli), si así fuera no habría movida de los tamberos, los maiceros o los productores de carne. Lo que se busca es una mejor posición relativa frente a un gobierno al que (como dice bien Cristina) en un momento necesitaron pero (como registran ellos) sigue pidiéndoles esfuerzos que otros les dispensarían.
Se ha establecido una suerte de caso piloto. Los propietarios agropecuarios quieren recuperar parte del poder que perdieron en estos años, alienados de Palacio aunque no del crecimiento y sus pitanzas.
El oficialismo sospecha que, si cede, generará un precedente que podrá ser reprisado por otros actores capaces de cortar calles. Y que la oposición encontró en el entuerto un atajo para buscar descompensarlo, tras su traspié electoral en 2007, en un año en que las urnas no hablarán.
- - -
Polarizaciones: Más allá de las razones relativas, sobre las que ya se habló, hay dos factores que inducen a la preocupación. El primero es la exacerbación de planteos binarios vetustos pero no removidos de la cultura política: campo versus ciudad, peronistas versus gorilas, clases medias urbanas versus trabajadores sindicalizados. Esas díadas no fueron demasiado fértiles en los últimos 50 años, o en el mejor de los casos se agotaron. Su reaparición en tantos relatos es una mala nueva en una sociedad que es más plural, más democrática, más compleja y, básicamente, distinta de lo que era medio siglo atrás.
La crónica cuenta que hubo llamadas telefónicas cruzadas y algunas propuestas que el Gobierno fue dando a conocer de modo parcial. También exhortaciones de sectores no cándidos (jerarquía de la Iglesia Católica sin ir más lejos), que igualmente pueden tener su funcionalidad. Más allá de las ventajas que busca cada uno, la responsabilidad de todos es descomprimir.
Quizá el primer reflejo del Gobierno, el que se maceró ayer muy tarde en la Casa Rosada en la reunión entre la presidenta, Alberto Fernández y Martín Lousteau, sea doblar la apuesta.
Suena más sensato y sistémico sacarle punta al planteo que hiciera al cierre de esta nota Hermes Binner: la búsqueda de consensos extendidos.
Tal vez sea el momento de proponer una agenda muy amplia, que interpelara a ausentes de la brega que tienen algo que añadir: corporaciones de la industria, gobiernos provinciales, asociaciones de consumidores. Y desde luego, los trabajadores del campo, de momento bastante alienados de la bonanza general.
- - -
Necesidades: El Gobierno debe tender la mesa y habilitar el diálogo, algo que le cuesta horrores. Y la dirigencia “del campo” debe hacerse cargo de la lesividad de su medida de fuerza. Esa lesividad cargará sobre la ciudadanía en su conjunto y, por razones evidentes, gravará más a los de menos recursos. Nadie debe sustraerse a las consecuencias de sus acciones. Incitar al desabastecimiento de insumos de la canasta familiar (desde el comienzo de los tiempos y más en este Sur) es una herramienta tradicionalmente golpista que cualquiera que se proclame democrático debería archivar.

martes, 25 de marzo de 2008

Manifiesto, de Nicanor Parra

Señoras y señores
Esta es nuestra última palabra.
-Nuestra primera y última palabra-
Los poetas bajaron del Olimpo.

Para nuestros mayores
La poesía fue un objeto de lujo
Pero para nosotros
Es un artículo de primera necesidad:
No podemos vivir sin poesía.

A diferencia de nuestros mayores
-Y esto lo digo con todo respeto-
Nosotros sostenemos
Que el poeta no es un alquimista
El poeta es un hombre como todos
Un albañil que construye su muro:
Un constructor de puertas y ventanas.

Nosotros conversamos
En el lenguaje de todos los días
No creemos en signos cabalísticos.

Además una cosa:
El poeta está ahí
Para que el árbol no crezca torcido.

Este es nuestro mensaje.
Nosotros denunciamos al poeta demiurgo
Al poeta Barata
Al poeta Ratón de Biblioteca.
Todos estos señores
-Y esto lo digo con mucho respeto-
Deben ser procesados y juzgados
Por construir castillos en el aire
Por malgastar el espacio y el tiempo
Redactando sonetos a la luna
Por agrupar palabras al azar
A la última moda de París.
Para nosotros no:
El pensamiento no nace en la boca
Nace en el corazón del corazón.

Nosotros repudiamos
La poesía de gafas oscuras
La poesía de capa y espada
La poesía de sombrero alón.
Propiciamos en cambio
La poesía a ojo desnudo
La poesía a pecho descubierto
La poesía a cabeza desnuda.

No creemos en ninfas ni tritones.
La poesía tiene que ser esto:
Una muchacha rodeada de espigas
O no ser absolutamente nada.

Ahora bien, en el plano político
Ellos, nuestros abuelos inmediatos,
¡Nuestros buenos abuelos inmediatos!
Se refractaron y se dispersaron
Al pasar por el prisma de cristal.
Unos pocos se hicieron comunistas.
Yo no sé si lo fueron realmente.
Supongamos que fueron comunistas,
Lo que sé es otra cosa:
Que no fueron poetas populares,
Fueron unos reverendos poetas burgueses.

Hay que decir las cosas como son:
Sólo uno que otro
Supo llegar al corazón del pueblo.
Cada vez que pudieron
Se declararon de palabra y de hecho
Contra la poesía dirigida
Contra la poesía del presente
Contra la poesía proletaria.

Aceptemos que fueron comunistas
Pero la poesía fue un desastre
Surrealismo de segunda mano
Decadentismo de tercera mano
Tablas viejas devueltas por el mar.
Poesía adjetiva
Poesía nasal y gutural
Poesía arbitraria
Poesía copiada de los libros
Poesía basada
En la revolución de la palabra
En circunstancias de que debe fundarse
En la revolución de las ideas.
Poesía de círculo vicioso
Para media docena de elegidos:
«Libertad absoluta de expresión».

Hoy nos hacemos cruces preguntando
Para qué escribían esas cosas
¿Para asustar al pequeño burgués?
¡Tiempo perdido miserablemente!
El pequeño burgués no reacciona
Sino cuando se trata del estómago.

¡Qué lo van a asustar con poesías!

La situación es ésta:
Mientras ellos estaban
Por una poesía del crepúsculo
Por una poesía de la noche
Nosotros propugnamos
La poesía del amanecer.
Este es nuestro mensaje,
Los resplandores de la poesía
Deben llegar a todos por igual
La poesía alcanza para todos.

Nada más, compañeros
Nosotros condenamos
-Y esto sí que lo digo con respeto-
La poesía de pequeño dios
La poesía de vaca sagrada
La poesía de toro furioso.

Contra la poesía de las nubes
Nosotros oponemos
La poesía de la tierra firme
-Cabeza fría, corazón caliente
Somos tierrafirmistas decididos-
Contra la poesía de café
La poesía de la naturaleza
Contra la poesía de salón
La poesía de la plaza pública
La poesía de protesta social.
Los poetas bajaron del Olimpo.

¿problemas coronarios o de dedicación?

el furcio tiene dueña, Liz Solari; pero fue reapropiado por un ser amadísmo a quien no voy a incinerar públicamente.

"estudio (...)* pero ahora estoy en un by-pass"
by Liz Solari y nombrenopublicable.

*censura para proteger la identidad del "nombrenopublicable"

va con expliacación...

en Puerto Madryn (los pagos familiares) hay un Hogar de Niños que se llama "Mini-Hogar". Por supuesto nadie le dice "el Hogar de Niños", sino simplemente "el minihogár". El sobrino de Lici (quien también vivió, como yo, en esos pagos y conserva allá gran parte de su familia), intentaba cantar la canción de Calamaro (¿"Calamargo"?):

"Tengo abierto el "Mini-Hogar"..."
(by Jerónimo)

una ternuuura! Amo los furcios por asociaciones simples con la realidad propia!

sábado, 22 de marzo de 2008

Tierra adentro(de Ana Prada)

Ay que sí que se va, se la lleva el agua,
Que de tanto llorar, rueda en la bajada.
Que de tanto llorar, rueda en la bajada.
Cuando fue que la vi, que la vi creciendo,
Y de tanto mirar se me va perdiendo.
Y de sólo mirar se me va perdiendo.
Gota a gota se van minutos cayendo.
El tiempo corre hacia el mar, yo voy tierra adentro.
Si el tiempo corre hacia el mar, yo voy tierra adentro.

No conviene esperar, cada cosa a tu tiempo.
Viendo el amanecer, nos vamos, nos vamos muriendo.
No da vueltas el reloj de arena.
Grano a grano pasó, pasó y se quiebra.

Ay que sí que se va, se la lleva el agua,
Que de tanto llorar, rueda en la bajada.

No conviene esperar, cada cosa a tu tiempo.
Viendo el amanecer, nos vamos, nos vamos muriendo.
No da vueltas el reloj de arena.
Grano a grano pasó, pasó y se quiebra.

Si el tiempo corre hacia el mar, yo voy tierra adentro.
Si el tiempo corre hacia el mar, yo voy tierra adentro
Ay que sí, que se va.


pertenece a LITORAL (Liliana Herrero,2005)
"Nuestro largo combate fue también un combate a muerte con la muerte, poesía. Hemos ganado. Hemos perdido, porque ¿cómo nombrar con esa boca, cómo nombrar en este mundo con esta sola boca en este mundo con esta sola boca?"

OLGA OROZCO

domingo, 16 de marzo de 2008

voces

dejaré en una silla el pañuelo
que defendió mi cabello del viento
llevaré mis pies hasta la arena
(extrañaré un café)
probaré cantar
pero no habrá voz
porque para pensarte
acostumbré el silencio
y estoy tan muda de gritar tu nombre
que en vano pruebo recordar
los nombres de las cosas del mundo

el mar dirá las cosas
pero yo oiré tu música

el mar
hablará de otros hombres
de otras mujeres
de hombros que duelen bajo maderos
de manos callosas en un puerto
de bocas infectadas de delaciones
de vientres cóncavos y convexos
de pies torturados o sin rumbo

qué mezquina me volvería amarte
qué vacía pasearía mi vida en esta playa
si no te dedicara -como lo hago-
las lágrimas que lloro por el mundo.

otra yo

otra vez te encuentro
alzando los ojos
la cabeza el ruego
por favor por favor
(¿ y quién te atenderá
allí, en sus dominios,
los herrumbrados techos?)
que venga que llame
que aparezca que piense
que recuerde
que añore
que reconozca
que me conozca
largamente
sumamos las cifras para llegar a su letra
¡me quiere!
sumamos las letras para llegar a una cifra
¡nos amaremos!
vimos su nombre, sus números, sus signos
en los sones, las cartas, los rostros
y en los niños
y en otros hombres.
pero ahora mirás hacia arriba
y en esas formas de nubes y humos ocre
estoy yo mirándote
la cara tonta anhelante
¿qué esperás de mí?
no voy a hacerte feliz
a menos que me ames
a mí sobre todas las cosas
y a mí como a ti misma


(4/10/07)
V.R.

fénix

urge una última dignidad:
asumir sostener
contra cualquier pretensión humanitaria
que, en verdad,
no hay más dolor en el mundo
que el que causa el desdén,
el propio

vean el hambre más feroz:
la espera de esa migaja, su respuesta
la tortura más inmoral:
su amor en otros asuntos

si ya no hubiera muerto
más de cinco o cien veces
de estas y peores cosas
rogaría a gritos
por el áspid, la cicuta…

pero no: soy
la mujer fénix
nutriré mis raíces con raíces más amargas
dormiré mi siesta con Morfeo
o su hermano o su amigo
lloraré lo increíble lo indecible lo imposible
vestiré y sonreiré de luto
todo el tiempo que quiera
porque soy la dueña del tiempo de dolor

y saldré a escena otra vez
otras veces
me pondré el traje de seda
rojo de seda
para llamar al ronco animal
al bruto al necio
lo tentaré lo llamaré a dolerme
(lo haré con el mismo u otro nombre)
porque soy la dueña del coraje de dolor

pero no es el dolor
soy yo
la que escribe poesías.

(14/11/07)
V.R.
es el desasosiego
que viene por mí
punza profundo y agudo
oprime
discrepa con mi esperanza
y triunfa en todas las lides
pues yo cuento de su lado

al llegar
no encuentra caricia ni halago
que le haga frente
y se ríe con sarcasmo
del dulce mago que pregunta
qué hace esta bella niña sola

no tiene piedad
no sabe del miedo que provoca la culpa
de herir mortalmente un orgullo

dónde están
en el desespero de la derrota en ciernes
los dones que sé de mí
las bellezas que me conozco
mi voz dulce mi amor blando
mis dos o tres certezas…
se diluyen tibiamente
muertos de miedo o vergüenza

la tonta reina
trama en encierros venganzas
retruques desahogos
pero no podrá nunca
nadie otorga la palabra al vencido
porque ya no cuenta
ni para sí mismo
en especial, para sí mismo

(14/11/07)

V.R.
soy una chica grande
y puedo vivir o sobrevivir
con ciertas cosas
a saber

no soy una princesa

además

soy la hija predilecta de mi padre
mi madre jamás sabrá quién soy
mi hermana me ama menos que a la radioactividad
mi hermano es el hombre más bello

y además

tengo los pies de una bárbara
no sé disimular la estupidez masculina
soy más curiosa que inteligente
soy bastante inteligente

y además

he carbonizado media docena de cenas
suelto mi pelo arteramente cuando lo necesito
la paciencia es para mí una religión inútil
mentí cuando dije que había leído la montaña mágica

y además

no he resuelto un primario complejo
dialogo con los pájaros
con ema con josé alfredo
le digo piropos a un perro viejo (para levantarle el ego)

y por si todo esto fuera poco

amo literal y literariamente
al primer sapo que se me cruce
veo tu nombre en todos lados
y quiero ser buena moza

(4/10/7)
Si te contaran
lo que esconden mis ojos
lo que saben mis manos
lo que pueden mis piernas
lo que alivian mis hombros

cómo cimbran mis huesos
cómo tiembla mi boca
cómo callo los astros
cómo escruto lo inmóvil

cuánto duelen mis brisas
o cuánto mis tormentas
cuánto acudo a lo niño
cuánto entiendo las flores

de seguro
tendrías otro gesto en el rostro
nunca más dormirías
tan tranquilo ni quieto
nunca más gozarías
templanza ni belleza
nunca más dejarías
que caigan mis palabras
como mano vacía
de quien pide monedas

V.R.
…detrás el inconsciente...
…vos, vero, sos agua y tierra…
…el jueves las diecisiete…
…el mismo anillo el mismo dedo…
…las cartas la reina it’s tea time…
…una literata escondida entre pañuelos…
…tu nombre…
…qué te tiene tan triste…
…ser, estar, parecer…

aquella pregunta
es la única que aún cuenta
qué vero
me define
me detiene
(no lo sabe
y yo tampoco)
para esa soledad
no tengo respuesta
(4/10/7)

V.R.

carcelera

te descubro una vez más
usando mi nombre
decís en mi voz y en mi nombre
las palabras los vestidos
de seda

nadie te pregunta
la mordaz respuesta
ensayás repetís ensayás
nadie escucha el retruque
altisonante
la fanfarria retórica
tu virtud edulcorada

esta tarde
harta de oquedades
quisiera saber los ojos
las manos el miedo
de la verónica
llorosa
-no la llorante-
de la magdalena
que en el fondo
tiene sed de esa lluvia de piedras

y quisiera no desear saber todo
decir todo parir todo
quisiera felizmente ignorar
el libre argumento
o el capricho
de la lágrima, la piedra
y que fueran libres de caer
de mí...
a mí...

¿la mujer que me invento se parece a mí
o bien
la mujer me inventa
porque no sabe cómo
parecérseme
porque no me conoce?

quisiera verme las verdaderas manos
el dolor la fibra el sueño
quisiera saber cómo amaría
si de verdad estuviera enamorada
quisiera dejar la literatura
para otra vida
y vivir
sin la mujer que me estudia
que me hace
que me escribe.
Libre
del estúpido disfraz tras el cual
un día me oculté tan bien
que ahora no me encuentro.
(26/08/07)
Me enredo en lo vano
como si tuviera tiempo
como si no importaran
la espera estéril
la puntada sin hilo
el desdén y los golpes

Me enredo en lo vano
porque sé
que cada instante mío
-loco, puro, suicida,
inconstante, terco, sangrante,
anhelante, insepulto-
por hueco que sea
vibra más que la vida
de quien se asoma
y por miedo o cordura
o por capricho
deja pasar esta boca
y se queda tranquilo
como si salvara el alma

vale la pena el rito
si puedo ver
divertida
cómo corren sus pies
sus tontos pies de espanto.

La vida enseña
que es mejor morir cantando.

el preferido

cómo insistías en hablar para adentro
qué qué qué...
respondían el grito y la impaciencia
y era tu culpa
porque insistías en hablar para adentro
qué tipo

se hacía tan tarde
y se llenaba de tu nube la oscuridad
el box un negro otro negro
qué sé yo
yo me quedaba para estar con vos
y después no me acordaba
si me asustaban más los golpes negros
o tus apneas
qué tipo
...ni quién había ganado

me cuidaste de ellos
pero ellos ganaron
tus amigos
el café, el vino,
el pucho, el mate,
el canto, el General

no quisiera nunca dolerte
pero querría
que me miraras vos
los ojos, el último miedo,
los últimos colores,
que callaras tan significativamente
como casi siempre
(qué tipo)
cuando me toque morir

sería justo
si me entregaste a la vida
que me entregues a la muerte
yo, como Eva, me entregaría cantando
(18/08/07)

el juego

en mis pesadillas
ni estoy desnuda
ni me persiguen
en esa cueva iluminada por antorchas
infatigables seres fosforescentes
ni me caigo súbitamente
del borde del muelle

en mis pesadillas
el hombre, el hombre, el hombre
juega el juego que yo digo
y yo no juego más
porque me aburro

por suerte
despierto.
otro juego
un hombre
elige
lloro
pero no me aburro
(13/08/07)

MASAI

Como esas mujeres espiga
de barro y cuentas
collares y dientes
huesos y vestidos encendidos
yo daría uno, mil saltos al cielo
para encantarte
en esa tierra negra y feroz
saltaría
saltaría
saltaría
hasta que me miraras
y con el cráneo al sol
exhibiría mi amor y mis virtudes
saltaría
saltaría
a la vista de todos
siguiendo el ritmo
de un raro tambor interno
sin fatiga saltaría
hasta que al fin
en un instante
olvidara
porqué
salto
salto
salto
salto
y me amara a mí misma
(24/9/7)

no será

tira –inocente- del hilo
desteje, desrama, deshoja
el árbol, el libro, el hijo
(2006)

la soberbia

te hice de barro con mis propias manos
y te soplé un alma de mi propio aliento

pero nunca amaste
porque no soy una diosa
(12/8/07)
el mar hipnótico
me miente me envuelve
me lee las cartas que no vas a escribirme
me muestra los rostros y los pies
de los hijos que no voy a darte
me dice con tu voz mi nombre pequeño
te moja los dedos con penas mías
canta la risa que te causa mi actuación
tu crispación de hartazgo de mí
tu derrota de necesidad de mí
tu victoria de dueño de mí

que me llamaste una vez o mil y por fin
que te esperé y no en vano
que tus amigos brindan por mí, me celebran
que nos descansa nuestra música y no la noche
que la noche nos cansa, y el día, y los años
que nuestro país nos emociona hasta el alma
que juntamos niños como flores de las calles
y también perros y sillas y ramas y piedritas

me engaña y me río
porque él lo sabe todo
(25/7/07)

sábado, 15 de marzo de 2008

Quién sabe

Creo que no intentaré decidir ahora qué va a contener este espacio (ni siquiera sé si en un rato voy a recordar porqué me pareció buena idea inaugurar un blog...). De modo que, con el capricho como ley, iré poniendo lo que venga (hasta que un buen día me aburra también de esto! "no hay caso con esta piba!"). Ya veremos...