sábado, 29 de septiembre de 2012

péndulo


existe todo lo importante
y está también lo demás
[de más]
bobo péndulo
la vida / él
el trabajo / el otro
la rota verdad / aquellos

y el sueño de ser
aquella mujer que
se entrega
sola
a la única pasión que vale
la pena
[aunque, como todas,
es ingrata
malpagadora]

tanto por hacer,
tanto por restañar,
y una
pensando en los acasos
esquivos
[pero basta]

me declaro
en contra de los cobardes
a muerte

y tengo la certeza
de que la vida viene sola
tengo
que ser mi mejor mujer

y tengo
estas ganas de gritar
como el café de a cada rato

domingo, 17 de junio de 2012


Padre es temperamental, digamos.
Lo escuché terminar con claridad una infructuosa –es un epíteto- conversación con algún teleempleado de empresa de telefonía: “Bueno, hermano, entonces andate a la puta que te parió”. Lo dice, pero no después de cortar, como lo hacemos muchos de nosotros; lo dice antes. Lo dice hermosamente, con perfectas y sonorísimas pe. Seré justa y agregaré que alguna vez ha suavizado ese abrupto final con un “... y que te vaya bien”. Así es Padre.   
Como todos, supongo, tengo recuerdos en sepia. Un patio en el pequeño departamento del barrio de monoblocks de la fábrica. Yo corría abrazada a un enorme frasco de vidrio, de esos de caramelos de los kioscos de antes (siempre fui igual; en estos tiempos también tengo la estúpida ocurrencia de andar abrazando ‘cosas’ que dañan, que se rompen y dejan cicatrices... en fin, manías). Un tropiezo predecible, un crash, y un montón de sangre y gritos. Una toalla que era de algún color y al instante, como si fuera magia, era roja. Una hermana corriendo –cayendo, levantándose, corriendo- hasta la canchita cercana donde Padre jugaba al fútbol. Padre manejando el autito viejo y yo atrás, con la toalla mágica y con “el Indio”, como le decían todos a Quentrequeo, amigo de papá, hombre hermoso, que para mí era igual al Chango Nieto pero con los ojos abiertos. Un hospital público y pobrísimo, un médico borroso, Padre sacado a los empujones y a las piñas, porque –no en ese particular tránsito, sino siempre- creía que el hijo de un obrero también merecía ser tratado humanamente. Así es Padre, también.
Yo creía que era adoptada. Porque era fea y mis papás y mis hermanos eran hermosos. Porque desde los cinco años leía todo lo que pudiera ser leído (los dos libros para niños que había en casa -seis veces cada uno-, el frasco de mayonesa, la caja de leche, la etiqueta del vino Resero), y en casa no había libros, no leía nadie. En el ’86 aparecieron como seis libros, así, de repente, en un mueblecito. Eran viejos: habrían estado escondidos. Y eran de Padre, así que me quedé más tranquila.
Marchas,
“¡Paredón, paredón...!”,
“la” Marcha, cantada juntos
y a los gritos, o llorando.
En una foto, tenía esas patillas largas y esos bigotones, tan ’70. Ahora para mí se parece a Kevin Costner, pero más lindo (no discutiré este punto).
Cuando se fue de casa, vivía en un lugar ínfimo y tenía nada salvo un portarretratos con una foto ridícula de nosotros (mis hermanos y yo), un mate que tomábamos juntos, unas tacitas de café que tomábamos juntos, un whisky más o menos fulero que tomábamos juntos. La vez que peor me abandonaron también tenía nada y nadie, ni a mí entera, salvo a papá (un avión, y tres horas más tarde).
Así es Padre. Lo saludan por la calle, interminablemente. “¡Carlitos!”, “¡Eh! ¿Qué hacés, Carlitos?”, no se puede caminar una cuadra que ya lo andan abrazando. Y yo le digo “Evita”, porque saluda a un lado y a otro, con sonrisa humilde y con la manito extendida. “Carlitos, le quiero presentar a mi vieja. Usted no se debe acordar de mí, pero me ayudó mucho...”. Dos hombres, dos grandulones, llorando en la puerta de La Anónima, en alguna ciudad del sur frío y solo. “Pero claro, hermano, ¿cómo no me voy a acordar? Mucho gusto, señora”. Padre le dice “hermano” a todo el mundo.

Certificado de Alumno Regular:
-“Acá, en ‘Ocupación’ ¿qué tengo que poner? ¿Aluar?”
-No. Tenés que poner “OBRERO”.
-Pero papá...
-Sí, eso es tu papá: tenés que poner “OBRERO”. “OBRERO Y PERONISTA”.

jueves, 9 de febrero de 2012

al ajedrez

la realidad

nos cerca

               nos fuerza

a limitados movimientos.



elegimos

del breve menú

juntarnos

               vamos

al abrazo

desde todos los puntos

de la rosa

a mezclar las lágrimas y el vino

a beberlos

hasta el sueño

               o la nada.



despertar

encontrar en la mesa

la verdad

               imposible



habrá que volar, entonces

rebelarse

negar con la cabeza

y el alma

los pies

bailando

               la belleza

-que es para siempre, Flaco-

la belleza que es

para todos

para siempre



y el resto es mentira.



8/2/2012

viernes, 10 de septiembre de 2010

tiempos I

tan bonita

tan bonita

que los buscadores de tesoros

se deshacen en tretas y galanteos

fingen suspiros pergeñan serenatas

redes de perlas



demasiado buena

demasiado sabia

(demasiado quiere decir no puedo)



algún competidor

tentado o vencido

se meterá en el cuento

y hasta llevará el café y la flor

a la cama de batalla

por un instante pensará

por qué no

y calculará cuántos amigos le quedan

que no hayan caído en tales finales



otros, más escépticos,

recordando el ardor de pasadas heridas

pedirán a tiempo su gallardo corcel

y servirán para otra guerra



tan bonita

tan bonita

que si se descuida

le pondrán la corona de hijos

y le harán entrega de un delicado

arreglo fatal



(bueno

pero no por ahora)

tiempos II

el miedo

ceñudo patriarca

exige cosas con urgencia

castigando la mesa con puño cerrado

y hace su majestuosa voluntad

marcando el tiempo

y los límites



la desesperación

cumple con todo, rapidito

amablemente y con sonrisa

y anda en las puntas de pie

del disimulo

adorna, luce, satisface

y en los tiempos libres teje

historias estúpidas y tibias



son los abnegados padres

de los finales infelices

y no están invitados a esta fiesta

tiempos III

extraño mi estrechez

mi narciso perdurable

mi soledad suficiente



es prácticamente terrible

que te hayas revelado tan hermoso

tan necesario

viernes, 23 de julio de 2010

mañana

debí ver las señales

de la impiadosa mañana



inerme y desnuda

me he parado frente a mi suerte

que quiso terminar con todo

de un golpe de lanza

certero



me presentó tu voz o tus letras

de entonces,

cuando a trueque de ignorar

sonreía



sobre el rojo encendido del suelo

derramó también las últimas imágenes



¿qué he de hacer

herida de muerte y de rodillas

si no llegan pronto el odio o el amor

a rescatarme?

despecho

a la noche sin escrúpulos

a la vanidad de kermese ruidosa

me arrojaste

a los miles de brazos y besos

que no busco y encuentro



al desprejuicio y al tedio

de ignorar todas las lágrimas

y a ejecutar suplicios

me arrojaste

al aburrimiento de la voz enamorada

y estúpida



en la carne que ofrendé tantas veces

sólo duelen tu lanza y su herida

-difuso animal mítico

disfrazado del poder que te otorgo-

a esperar en desvelos

la cicatriz o la suerte

me arrojaste

cita

el recurrente embuste

de creer que uno no tiene nada que perder

otra vez me sienta a la mesa

de los halagos fáciles

y me pierdo como siempre

pensando en otros asuntos

-ay, tu mirada de terciopelo-

y esas cosas

las apariencias engañan y esta luz

me hace arder los ojos

parecer emocionada

-tan dulce, tu voz-

no debe ser realmente tan tarde

(¡cuánto puede durar media hora!)

-tu boca esto y aquello-

hay adjetivos que no tienen alma

-me encanta tu nombre-

debería escribir más

y fumar menos



soy incorregible cuando me aburro



el vino está bien

sin embargo

lunes, 28 de junio de 2010

cigarrillos

uno

y más tarde

la ventana vacía la mirada vacía

otro

la boca aburrida besando en falso



no cuento o no recuerdo

elijo poco a veces



(curiosas y evidentes analogías)

olvido

no es lo mismo
pero
en un momento cualquiera encuentro un recuerdo algo no sé que te trae de vuelta por un túnel como de sábanas y vienen con vos imágenes de la tele o de tu casa de allá o chistes que hicimos o alguna cosa que cantaste o por ejemplo mi-tu desodorante que para qué lo quiero más me valdría tirarlo como el cepillo de dientes. y es como una vez que encontré detrás de unos cajones una bufanda que usaba todo el tiempo y se ve que después no porque se había quedado escondida ahí sin querer en ese tiempo muerto de las bufandas que es un paréntesis entre un frío y otro. y cómo pude cómo pude olvidar el siguiente invierno que antes no quería salir de casa a la vida sin eso que era tan siempre que al fin era tan vero cómo pude. también un día un papelito con un teléfono llamáme linda y había sido un triunfo y después no sé de cuánto tiempo ya no había ni recuerdo de la cara solicitadora que tenía un nombre y un encanto pero quién sabe. tendría que pegarme en la puerta una de esas notitas que me escribo para recordar obligaciones turnos decisiones que tomo como esa última que me escribí dormí nena porque a veces me olvido de dormir. una nota que diga lo quería tanto tanto o alguna vez un rato fuimos felices de algún modo cuando no nos había atrapado el miedo de perdernos u otro miedo.
cosas
que dejamos atrás
y son un poco nosotros
dónde quedamos
nosotros
y cómo es que te dejo detrás del cajón en el paréntesis entre una sábana y otra ni una nota te escribo ni escribís y antes tantas palabras antes que eras tan siempre que al fin eras tan conmigo y tan mí cómo pude.

jueves, 8 de abril de 2010

trampa III

la libertad

es la excusa más digna

que has podido nombrar



es también mi voz

recitando principios

derribando mandatos

renegando de la mujer de molde

burlándose

fácil, cínicamente



¡un becerro de oro

para la libertad!



cambiamos una divinidad por otra

y ambas son

por igual

tiranas



las tablas del amor

están rotas

y ahora está todo al alcance:

todo el desierto mineral



y la soledad enorme,

posesiva

-como la loba de Dante

jamás se sacia

y cuanto más come

más hambre tiene-

la mujer oscura

la mujer oscura

envidia a la tierra

que sigue dándose

aunque no la siembren

envidia al aire que va donde quiere

y no se lamenta

porque nadie lo espera en casa

la mujer oscura

enciende la lámpara para dormirse

porque tiene miedo

pero quiere verlo a los ojos



quisiera

desvanecerse y

derramarse en el agua

del hombre

para que cuando la beba

se quede con su tristeza

y al fin la libere

miércoles, 24 de marzo de 2010

no vi las manos que robaban

ni vi los ojos ciegos del verdugo

ni me callé en las casas de al lado

el escándalo de los golpes y los gritos

pero igual se me agita

tu ausencia en la garganta



miro por eso tu cara en las fotos

tu nombre

lo leo una vez

otra…

y lo escribo para ver tu rostro

joven y eterno

para que no sea cierto

para que aparezcas

de algún modo

si es que queda

algún modo



por eso derramo palabras

que te nombren

porque tenemos que decir

lo que no se dijo entonces

porque en el lugar donde estabas

pusieron el terror



y maldeciré mi hora tardía

por el tiempo

(y el vacío…

y el tiempo)

porque quise ser

tu hermano buscándote

tu compañera en otros días





esa noche soñé

que cantabas conmigo

las canciones que amamos

y que me sonreías entre ríos

de cosas que nos quedaban por hablar

(el sueño era mudo pero juraría

que hablábamos

de un hombre

de un pueblo

de los nuestros)



quiero todo el caudal

de los vientos

para que me escuches fuerte

a través de las horas

las arenas



que no les perdono

a los que tuvieron miedo

de tus ojos, de tu corazón

cuánto extraño

el abrazo que nunca nos daremos

martes, 2 de marzo de 2010

sueño

el sueño debe haber sido breve

mi mirada se tendía desde el suelo

y se hacía de sal en la contemplación

de un animal, un gato

(parecido a todos, era todos)

en una ventana amplia

la luz, tenue y tibia

de siesta o de atardecer



la mirada suya

calculaba, deseaba, pedía

pero el cuerpo suave y barcino

se mantenía a distancia

escrutando, midiendo



había al alcance un cuenco con algo

a distancia tentadora, incluso

para quien no tiene sed ni hambre

pero se aburre y accede



sé que he soñado con vos

también con ellos

el frío y el cálculo

el deseo acechante y retenido

el llamado en los ojos, silencioso y sin riesgos

y el desdén.

aterradoramente,

ahí estaba:

el tiempo detenido

y un ensordecedor aburrimiento

lunes, 8 de febrero de 2010

sed

desierto y noche

tus silencios

me arrojan al dolor

de no hallarte en la otra boca

que en cambio me nombra

majestad

de palabras mágicas



las gotas

del agua que no busco

pero que he de beber

silencio I

un salto nuevo

para caer

en la misma boca

otra vez

la misma boca



su silencio

me retiene temblando

me empuja a otros abismos

que no son diferentes

pero sí son más claros



acercá tu luz

de lámpara imposible

para que pueda ver

en qué me he convertido

silencio II

hemos debido callarnos

aquella tarde

en que la siesta estaba a punto de morir



la perturbamos para decirnos amor

tan torpemente

tan para nunca

viernes, 5 de febrero de 2010

Crónicas de viaje: la madre de Cleopatra (by Mac)

("copy+paste" desde el "féis")

"Mac va al British Museum, mira y mira y no puede creer lo que ve, este museo alberga desde una de las cabezas de la isla de Pascua (si!) hasta un templo griego (enterito). Mac entra en la sección de Egipto y recorre, ve de todo, llega a una habitación con momias y sarcófagos y demás, mira una en la que hay mucha gente, lee el cartel informativo: Cleopatra's mommy, Mac piensa: "Con razón hay tanta gente, es la madre de Cleopatra" y se va sin mucho interés................. un minuto después sonríe por no reírse a carcajadas....Ja jua JUA!!


P.D: dedicado a Vero y sus fux (nomeacuerdoquemas)"

(bueníiiiiiiismooo!!)

miércoles, 3 de febrero de 2010

salir a la lluvia

salir a la lluvia

como salir al sol

implica una apuesta

y estar listo para un acto de fe



cuando me lleven a la vereda

mis pies desnudos

y mi cuerpo otro tanto

en medio de la noche amaneciente

no tendré más remedio

que reír



hago eso

ofrezco a la altura y a las nubes

mi rostro entrecerrado

abrigadas mi espalda y cintura

por el pelo enmarañado, recién despierto



me río

en contra de los no y los después

en contra del vacío

y de las venas frías y tensas

en contra del silencio

con toda la sangre y las lágrimas me río



¿cuánto hacía

que mi cuerpo no era cauce

de esta agua esta risa

que canta y suena como yo

aunque ruede por las piedras?



salir a la lluvia es estar listo

para ser feliz

sin que importe si hay motivos

domingo, 17 de enero de 2010

tarde VI

la tarde se recuesta

es bella

pero es todas



y sería cualquier tarde

si no escribieras en ella

con agua de ojos que ven

lo que no quieren

sería cualquier tarde

si no estuvieran la lejanía y la montaña

cantando

la canción que no es la nuestra, que no oiré

que hiere de muerte



cuando su sueño se haya escurrido por completo

y satisfecha y puntual se cuele mañana en la siesta

festín, derrota de la prisa

ya no será esta tarde, sino otra



ser una tarde…

terminar un ser yo con un vuelo de párpados

y despertar distinta, otra

más bella, más nueva, más amada



ser una tarde

martes, 5 de enero de 2010

espacios

un lugar y otro son lo mismo

una cama, otra

cualquiera o la misma mesa



quise convencerme de que tal variedad

es lo que más hace que te extrañe

que tu ausencia sea menos soportable

no es eso

porque en verdad

no estuviste ni estarás

y nunca has soñado estar

en ninguno de esos sitios

espacios y otredades algo míos



ése es tu espacio

éste, estos, los míos

y en tanto el dado ruede

respetando ese orden y su rigor

el juego sigue



como un niño egoísta

cuando se habla de amor

y éste pide mesa y cama y sueño juntos

te llevás tu pelota y tu no juego más

mascullando, a tu espacio solo

donde el juego ya no es

o no es conmigo

pero la pelota está, sí, indudablemente a salvo

y el dueño no es un tema que se discuta





4/1/10

presentes

Son días de presentes. Me han tocado varios. Algunos me los procuré y otros me los procuraron.

Un anotador y un lápiz. Un pato que dice te amo. Algunos mensajes sorpresivos y mensajeros sorprendentes. Algunas ausencias de esas que me hacen pensar “aquí no hay nada”; luego unas cuantas palabras que borraron tal miedo –con ese borrador efímero que a menudo me permite engañarme o no pensar-. Y algunos otros presentes, que tienen tanto valor en sí mismos que no necesitan de nosotros para tener más de eso.

Mi madre además me obsequió algo parecido a un permiso: la declaración de que no es necesario encontrar un esposo (no sé si alguien lo andará buscando) para tener hijos. Toda una revelación. Olvidé decir muchas gracias en este caso.

También he recibido presentes más comunes, más “de diario”: algún gesto histérico y encantador (ya tenía), alguna mirada lasciva tentadora (otra vez, ya tenía), unos cuantos “hermosa” (de esos voy a armar una colección porque me siguen encantando). Esos, los regalos masculinos. De algunas otras mujeres he recibido cosas repetidas también; algunas de esas cosas las tiré, porque dolían.

Y yo aun no me he dado ningún obsequio. Lo estoy preparando todavía. Un nuevo presente me voy a regalar. Que tenga casi todo lo mismo que me rodea, pero que sea mirado por mí con otros ojos. Eso, más o menos. Otros ojos y otro corazón me voy a regalar. Pronto.





26/12/09

hablan

es un escándalo
un sismo

una borrasca punzante y fría

el modo en que transcurre

nuestra charla

vacía

plácida



en orden estrepitoso

las preguntas

y respuestas

desfilan

impostoras

de las extremadamente reales

preguntas y respuestas

que de verdad

harían falta





28/12/09

domingo, 13 de diciembre de 2009

Sinceridad brutal, pero si hay cariño

Tema versionado por Mariah del chico este de los rulitos apretados, Ahoranomesaleelnombredepila Bisbal (agradezcan que me salió el apellido; alguien lo llamó alguna vez "Vidal"):

(tema original)
"Ave María! cuándo serás mía
si me quisieras todo te daría"

(versión Mariah -y ahora, nuestra... porque nos encantó!-)

"Ave María! cuándo serás mía
si me quisieras, CÓMO TE DARÍA!"

Andreíta versión Saxe

Otra vez la inagotable fuente.
La canción de la chica esta, Andrea Del Boca, dice: "Tonta, pobre tonta/ una soñadora/ que a pesar de todo/ siempre cree en el amor". Ésta es la versión Saxe:

"Tonta, oh!, re tonta/ turra soñadora/ etc"

Nos hace felices, y encima, nos hace reír. Lo queremos!

miércoles, 9 de diciembre de 2009

declaro

no tengo carácter ni tiempo

para esperar durante horas

que me llamen al mostrador

de las cosas importantes



no he dedicado años a estudiar

mis gestos más femeninos

mi mejor perfil

mi receta infalible

mis conversación amena e inteligente

para tener que esperar

¡a estas alturas!

que termine el partido

que se vayan los muchachos

que el éxito los corone y justifique

(o que el miedo se desvanezca)



pobre de la que acepta

sacar un número

y entretenerse tejiendo

alguna historia rosa

o escarpines por las dudas

ilusión

cuando un señor esgrime


una frase romántica

en vez de decir

qué divino

como una mujer normal

yo lo celebro

qué astuto

(y luego reflexiono

no tanto

si supone que también

servirá conmigo)



pero no me gusta

desilusionar a nadie

aplaudo al actor seguro

con besos y maravillas

aunque vea su grave mueca

bajo la sonrisa pintada



y todos contentos
pude beber de esa copa


no era vino

sino tinta



es insondable la brecha

entre el placer

y el discurso



bueno

salvo en la literatura

sábado, 21 de noviembre de 2009

remedio

para que no me turben

tus ojos

me inyecto

la rima consonante

de la monotonía

inquietud

inquietud

que salta dentro de mí

como si por dentro

fuera

yo

toda de almohadas





inquietud

que me exige una música

pero cuál

cuál



es la gota

la gota

la gota

que me horadará

más temprano

que tarde












electa

de todos

los poemas

me quedo con tu boca



domingo, 8 de noviembre de 2009

noche I

¿cómo pueden las calles seguir durmiendo?

¿por qué quiere la noche fingirse tan serena?

¿por qué causas disimulan

que todo se ha quedado sordo

ciego e incendiado?



el estrépito final

y el paroxismo sucesivo

al estallido de este corazón

en lucha

no es cierto

(no

no es cierto)

que no ha dejado huellas



cuando me atreva a abrir las ventanas

y la marea nocturna me ahogue las sienes

o te veré

o ya no habrá más nada

viernes, 6 de noviembre de 2009

A ver quién me explica los alcances del concepto de democracia representativa

Veamos. Yo voto periódicamente para elegir a mis representantes, para que ellos tomen decisiones en mi nombre. Realizo prolijamente el trabajo de estudiar a quienes elijo, su ideología, sus propuestas, el proyecto político que integran. Por supuesto que no todo lo que decidan coincidirá siempre con lo que yo considero acertado, pero está claro que habrá mayor margen de coincidencia en la medida que yo más los conozca antes de elegirlos. Si soy irresponsable y no me dedico con prolijidad a conocerlos, deberé responsabilizarme más tarde por haber dado el poder de decidir por mí a una perfecta caja de sorpresas.


Bien; guste o no a alguna gente, los representantes políticos que tenemos han sido elegidos por una mayoría. Por suerte –y hablo de suerte o fortuna porque no siempre ha sido así, basta revisar apenas nuestra historia para reconocerlo- muchos de los que hemos elegido a quienes detentan hoy el poder vemos que cumplen con lo que prometieron en sus plataformas electorales. Sí, es cierto: no estamos de acuerdo en TODO (eso sería una utopía o una estupidez), pero creo que tampoco podemos decir que nos sintamos traicionados o engañados.

Pero ¿alguien me puede explicar cuándo la anciana señora que almuerza en la tele o el devenido hombre-éxito de la noche fueron elegidos por nosotros para que en nuestro nombre digan lo que “todos” sentimos? Yo a esas elecciones falté, me parece. ¿Resulta que ahora el rating es la nueva forma de elegir a nuestros representantes? ¿A qué partido representan cuando elevan su voz en nombre de ese difuso “todos”, al Partido de América, al Partido del 13?

Estoy educada en el respeto de todas las opiniones, y nunca renegaré de eso. Pero si quisiera escuchar las opiniones de tal o cual “estrella” de la tele, vería sus programas. Y aquí emergerá mi lado salvaje: ¿por qué tengo que escuchar a la señora ¡en el noticiero!, cuando me cuido especial y concienzudamente de encontrármela si estoy haciendo zapping a la hora de su programa?

Comprendo que el sistema democrático lleva implícita la circunstancia de que las ideologías que no alcanzaron el poder político se molesten y a veces sufran ese "revés" (la elección de la mayoría); su papel es criticar constructivamente, ayudar a que se vean los errores que se cometen y a enmendarlos. Para eso se han formado como hombres y mujeres que entregan su esfuerzo, sus afanes y, a veces, la vida entera a la política. (¡Bobos! Se ve que se avivaron tarde de que puede borronearse un poco el concepto de democracia representativa. Más les habría valido tener una hermana gemela y formar con ella un dúo (seré generosa en el calificativo) llamativo, o tener un marido maltratador que los inyecte en el cielo televisivo a fuerza de explotación, o bien cultivar la virtud de meterse alfajores enteros en la boca, de hablar con animales de gomaespuma o de exhibir cuerpos y dudosos talentos ajenos.)

sábado, 24 de octubre de 2009

sincrético

cómodos

cobardes

estamos a salvo

(o eso creemos)



persistimos indolentes

en tal crimen



lo perpetramos cada vez

que suspiramos en falso



y traicionamos así

al amor verdadero

jurando tres veces antes de que cante el gallo

que en realidad no es para tanto



un día vendrá a cobrarnos caro

nuestra apostasía



(en este laberinto lleno de puertas

parece que no hay modo de huir

de las lágrimas)



24/10/09

domingo, 18 de octubre de 2009

absurdo I

trabajo en recuperar la memoria

de las cosas que eran importantes

antes del día en que elegí

como pasatiempo

pensarte a cada momento



jamás he sido fiel por mucho tiempo

a un único y singular pensamiento:

esto se llama capricho

no es otra cosa



con mi suerte

podría jurar –basada en la irónica experiencia-

que cuando decida aburrirme

de esta casi obsesión monotemática

yo misma comenzaré a ser la tuya.



18/10/09

absurdo II

hay mujeres

bonitas, dulces, afectuosas,

celosas, posesivas, gritonas,

manipuladoras, infieles, vengativas,

sufridas, débiles y bobas



y hay mujeres inteligentes

de esas que hielan la sangre

e impulsan a arrojarse al abismo



yo no sé

soy de las que duermen solas



18/10/09

lucidez

basta

de correr detrás

del mismo espejismo



reniego de mi lucidez:

no me molesta la esforzada carrera

sino saberla absurda;

lo que duele es que en el fondo sé

que delante no hay nada



18/10/09

jueves, 8 de octubre de 2009

agramatical (fluir de la conciencia)

desde el rincón de la casa en el que suelo hacerme un nudo más que sentarme, miro con el alma el espacio que llamo mío. y sé que me multiplico en cada cosa: hay vero en cada partícula y es como si la casa estuviera llena de espejos que me responden y redundan. algunas veces eso me da paz; otras me inquieta. algunas tardes me observo desde mis cosas y veo que soy lo que allí está, y sólo eso: una niña que hace tiempo tiene el cuerpo y la vida de una mujer, de la que se conduele; que sigue necesitando como el aire estar descalza, y acostarse en el piso cuando tiene que llorar o pensar cosas serias; que sueña que el amor existe y que es perfecto, que despierta y asume que acaso sólo se trate del intento desesperado de que la vida no sea únicamente esta agüita breve y torpe que corre por inercia o por ventura y que en algunos casos es un río y en otros ni eso. hay un cuadro en casa en el que he puesto a convivir dos retratos: el de juan “ele” y el del bello zitarrosa; me gusta pensar que simbolizan mis orígenes y que expresan también mis pasiones. otra cosa que me gusta pensar es que soy valiente, pero eso ya sé que no es del todo cierto. porque si fuera valiente de verdad ya habría dicho que basta de dolor y de esperar. ahora pienso que quizás hoy te llame y te lo diga. que basta de dolor y de esperar. o quizás prefiera esperar a que todo pase y se diluya, quizás sólo elija entrar lentamente en el río de juan “ele” y dejar que se lleve hasta el último recuerdo de vos. no soy buena para las decisiones drásticas. no, no es cierto, lo soy; es sólo que tardo un poco. y es un espanto que esta tarde mis espejos me traicionen y cuando quiero mirarme, estés vos. y es más un espanto que sólo estés en los espejos. y más que espanto es muy triste, muy triste, que ya haya oscurecido y que una niña esté sola y llorando, acurrucada en el piso. y que yo no sepa qué hacer al respecto.
vuelvo a mis cosas, las importantes
las impostergables, las necesarias
y es bueno que en alguno de mis mundos
habiten cosas reales

cuando me pierdo
o me abrumo
es casi lo de siempre
pero no:
es lo de siempre
más la molestia del mucho espacio
del mucho tiempo
y recuerdo por qué me aferré a la costumbre
de hablar sola
(hablar…
si sólo fuera eso…)

entonces me encuentro conmigo y me saludo
con un gesto breve y comprensivo
(digamos, una sonrisa de lado)
me recuerdo que yo misma he tomado
mis propias decisiones

y cuando me fatigo en devaneos y acasos
me agradezco haber construido un refugio
(es bueno que en alguno de mis mundos
habiten cosas reales)

domingo, 4 de octubre de 2009

Mercedes


No pude ni puedo todavía evitar el llanto y el desconsuelo. Lloro con llanto de nena, no de la mujer que ya hace rato que soy y que aprendió a llorar como mujer por cosas de mujer; ese llanto de nena que llora porque tiene miedo, o se ha perdido, o se ha quedado sola. Un llanto que me hace ovillo y me roba aire y me esconde la cara entre las manos. Entonces llamo a mi papá –que siempre está lejos, pero tan cerquita- para decirle mi llanto. Lo llamo y le cuento lo que ya sabe, que murió Mercedes. Se lo cuento como cuando era chiquita y corría a mostrarle una herida y a relatarle mi dolor y sus instancias. Lo llamo para que me diga, como entonces, sus palabras que sanan: no llores, ya pasa, rescatá lo bello.
Y ahora respiro más hondo y sé que en un rato voy a reponerme, porque para cantar con Mercedes necesito mi voz limpia, brillante. Y quiero cantar. En un rato voy a reponerme y a dejarme de lado, y a rescatar la belleza. Porque tengo que brindar por Mercedes y su maravilla con alegría. Y no se puede brindar por la belleza con el corazón triste.

martes, 18 de agosto de 2009

"El amenazado", de J.L. Borges

Una prueba más de que es falso que todo lo que escribió el buen Jorge Luis es para pocos, difícil.
También dicen que "mal de muchos... " Pero en fin, a quien le quepa el sayo que se lo ponga. Comparto su belleza, que no es poca.


Es el amor. Tendré que ocultarme o que huir.
Crecen los muros de su cárcel, como en un sueño atroz.
La hermosa máscara ha cambiado, pero como siempre es la única.
¿De qué me servirán mis talismanes: el ejercicio de las letras,
la vaga erudición, el aprendizaje de las palabras que usó el áspero Norte para cantar sus mares y sus espadas,
la serena amistad, las galerías de la biblioteca, las cosas comunes,
los hábitos, el joven amor de mi madre, la sombra militar de mis muertos, la noche intemporal, el sabor del sueño?
Estar contigo o no estar contigo es la medida de mi tiempo.
Ya el cántaro se quiebra sobre la fuente, ya el hombre se
levanta a la voz del ave, ya se han oscurecido los que miran por las ventanas, pero la sombra no ha traído la paz.
Es, ya lo sé, el amor: la ansiedad y el alivio de oír tu voz, la espera y la memoria, el horror de vivir en lo sucesivo.
Es el amor con sus mitologías, con sus pequeñas magias inútiles.
Hay una esquina por la que no me atrevo a pasar.
Ya los ejércitos me cercan, las hordas.
(Esta habitación es irreal; ella no la ha visto.)
El nombre de una mujer me delata.
Me duele una mujer en todo el cuerpo.

lunes, 17 de agosto de 2009

ay
más te valdría soltarme
terquedad

pues cuando se revele
la verdad del embuste
y ya no quede excusa
ni objeto en esta farsa

voy a endilgarte todo
el tiempo que he perdido
en héroes adorables
de papel y de seda

y cuando Amor pregunte
qué hice con mi belleza
me rasgaré los labios
e invocaré tus culpas

y cuando ya no quede
ni trato entre nosotras
amaré honestamente
(sin ceguera ni trampas

sin ver lo que no existe
sin sufrir por costumbre)
a los hombres que quiera
y no a los imposibles

tarde V

ya casi
casi
despierto


sentada en ese borde
espero
que tu boca haya sido un sueño
y que ya no pueda recordarla

tarde IV

los hijos de la tierra violada nacen con su estigma
la niña se siembra en la calle y cosecha lo que llene su vientre
los hombres en ciernes se malgastan en la oscuridad y la peste
el huésped mira al dueño con desdén y lo extermina con armas o con asco
tu madre aun te busca y no te encuentra, y eso nunca dejará de ser urgente
los guardianes no son ángeles y muelen a palos por miedo o por rabia
los llenos lloran en vivo lo que han hecho faltar y se persignan
la estupidez se prostituye y la llaman mujer, a la vez la desean y repudian
son lapidados los amantes que no hacen caso de los encastres habituales
las asesinos y ladrones reclaman su funeral con honores, banda y bandera
y todo esto ocurre ante sus ojos

no sé ellos
pero las que
seguro
no pueden esperar
son mis manos

tarde III

lento trazan las horas
su dibujo de camino de hormiga

cuando la verdad de las cosas
se ponga seria y se pronuncie
sé que no querré entenderla

de esta adivinanza
brutal y evanescente
ya he probado el filo
y he visto mi roja savia
brotante, anoticiada
del dolor que la explica
y que es inexorable

he resuelto hambres e intrigas
he malgastado hombres y versos
y he cantado a raudales
preguntas olvidos y desvelos
pero en el fondo de la mujer franca
que soy
ya no puedo esconderme
porque gritan en mi bolsillo
las monedas de razón que me he ganado:

si cuando tengo sed, bebo
¿por qué me vuelvo un Tántalo
resignado y sumiso
de tu amor o algo
gris, inconstante, supuesto?

una de estas tardes
tendré que resolverlo
me entretendrán mientras tanto
las migas que espero de tu mano
con los ojos de un animal afectuoso
que cuando no está hace falta

lunes, 10 de agosto de 2009

entre la niña candorosa
y la mujer sufrida
me hartan

pugnan a diario y a cada instante
se disputan las verdades, argumentan
e intenta, cada una, a su vez, persuadirme

que salte
que no, que me prevenga

que recuerde
que no, que me abandone

ay, qué caso tienen
sus múltiples reclamos
si en cuanto me alarmo y me refugio en mí misma
susurrás al acaso mi breve nombre, dormido
y todo lo real y lo pasado y lo cierto
se diluyen, absurdamente

sobre tu libertad y tu antojo
no tengo
ni tienen
razón ni gobierno


10/08/09

jueves, 6 de agosto de 2009

tarde I

hay un pensamiento de vos
y después un callarse

y al rato hay un árbol
y un río

el árbol
quiere tenderme a sus pies
lo dejo confesarme de un soplo
y descubrirme las rodillas blandas de pensarte

me duermen los secretos de las hojas
y los rumores de los otros pájaros
menos solos, más a salvo
de la ausencia en el aire de vos

y hay un canto
de risa de río de vos
y no sé si tiemblo o nazco, si soy agua o savia
o te estoy soñando




06/08/09

tarde II

olía a sauce esta tarde
cuando desperté al recuerdo de tu nombre

por eso
me alcé en medio de las ciudades y los gritos
y caminé descalza hasta el río





06/08/09

jueves, 30 de julio de 2009

Con esta boca, en este mundo (una belleza de Olga Orozco)

No te pronunciaré jamás, verbo sagrado,
aunque me tiña las encías de color azul,
aunque ponga debajo de mi lengua una pepita de oro,
aunque derrame sobre mi corazón un caldero de estrellas
y pase por mi frente la corriente secreta de los grandes ríos.

Tal vez hayas huido hacia el costado de la noche del alma,
ese al que no es posible llegar desde ninguna lámpara,
y no hay sombra que guíe mi vuelo en el umbral,
ni memoria que venga de otro cielo para encarnar en esta dura nieve
donde sólo se inscribe el roce de la rama y el quejido del viento.

Y ni un solo temblor que haga sobresaltar las mudas piedras.
Hemos hablado demasiado del silencio,
lo hemos condecorado lo mismo que a un vigía en el arco final,
como si en él yaciera el esplendor después de la caída,
el triunfo del vocablo con la lengua cortada.

¡Ah, no se trata de la canción, tampoco del sollozo!
He dicho ya lo amado y lo perdido,
trabé con cada sílaba los bienes que más temí perder.
A lo largo del corredor suena, resuena la tenaz melodía,
retumban, se propagan como el trueno
unas pocas monedas caídas de visiones o arrebatadas a la oscuridad.
Nuestro largo combate fue también un combate a muerte con la muerte, poesía.
Hemos ganado. Hemos perdido, porque ¿cómo nombrar con esa boca,
cómo nombrar en este mundo con esta sola boca en este mundo con esta sola boca?

miércoles, 29 de julio de 2009

V/F

es cierto
puede ser
que no me quieras

ahora
ni después


no es cierto
que eso no importe
o no duela



(hay días

y hay días
que no puedo
con todas
las verdades)

martes, 7 de julio de 2009

bien hecho

pero si finalmente
regresara mi corazón
ileso
de esta búsqueda
entonces habrían triunfado
las cicatrices memoriosas
las pertinaces

en cambio
creo
por alguna razón
esta mañana
otra vez
en los alumbramientos

en tal lúcida ceguera
me impulsa
tu maravilla

4/7/09

variaciones

algunas veces
otro dios
o diosa
premia
a los audaces
(no a los que madrugan)

a cambio
les pide ver
sus almas desnudas
inermes

y éstos aceptan.

4/7/09

domingo, 28 de junio de 2009

Ir a votar

Como me pasa siempre, viví la ceremonia de votar con una emoción casi de nena pequeña.
Cuando salgo de casa, llevo esos nervios que reconozco similares a otros del pasado: cuando salía con el guardapolvo tieso de Plastitel, el moño inflado y turgente en la espalda, las dos colitas re tirannnntes y coronadas con sendos moñazos, también perfectos (y planchados por mí, porque eso sí me dejaban planchar) a los actos escolares. Salíamos de casa como a esta hora de la mañana, porque los actos eran el día que caía, e íbamos todos –mocosos y padres- a la escuela o a la plaza.
Cuando vuelvo, no puedo evitar llorar un poquito. Me sonrío, inconteniblemente, y lloro. Y eso también me trae recuerdos de la infancia, fuertes, un poco duros, y también muy emotivos. Y ya sé por qué es todo esto.

Recuerdo -menos nítidamente de lo que querría- la noche del 30 de octubre de 1983 (para los desmemoriados, ese día se eligió el gobierno democrático que reemplazaría al militar golpista que asumió en el 76). Fuimos con mi familia a la casa de unos amigos de mis padres; el padre de esa familia cumplía años el 30 y mi mamá el 31, así que festejábamos eso todos los años. Pero en el 83 fue otra cosa. Esa noche vi, por primera vez y sin entender mucho, a mis padres y a sus amigos brindar mil veces, abrazarse, y reírse y llorar un poco también. Era muy confuso para mí, que entonces tendría 9. Después, con la experiencia, entendí que se habrían agarrado un peludo de Dios y María Santísima, porque nos quedamos hasta la madrugada, y seguían los vinos y los brindis.
Ver a un padre llorar es algo que uno sabe, aunque sea chico, que va durar para siempre. Mi papá, peronista desde los huesos, peronista de Ezeiza, peronista y “obrero” como siempre se enorgulleció de llamarse, bebió y lloró esa noche –lo sé, lo hemos charlado- a la salud del futuro, a la salud de sus hijos y a la salud de Argentina. Había ganado Alfonsín, pero eso no era lo que más importaba en ese momento. Yo lo entendí más tarde, cuando en abril del 87 fuimos a la plaza –toda la familia- con la bandera argentina que habíamos hecho para el Mundial. Y cantamos “Paredón, paredón, a todos los milicos que vendieron la Nación” y coreamos también el nombre del Presidente, porque “había que ayudarlo”.
Desde entonces, he compartido unas cuantas veces más marchas, plazas y cantos con mi padre, hasta que me vine a estudiar a La Plata.
Agradezco esos recuerdos, y agradezco mi historia y la de mi papá. Agradezco también a los desaparecidos de mi familia y a los de otras familias, por su lucha. No agradezco la posibilidad de votar: porque eso es un derecho, no un favor. Un derecho que nos devolvieron nuestros padres, nuestros muertos y nuestra memoria. Eso sí lo celebro.
Celebro, más allá de los resultados –aunque tengo fe-, esta emoción. ¿Qué historia corre por las venas del que va a votar con molestia, con enfado, sin pensar, sin sentir?

martes, 23 de junio de 2009

ancla



cómo pesan esas muertes
las viejas cicatrices del orgullo

son tan nuevas
otra vez
que vuelve el miedo ancla
a convertirme en piedra
la cara al mar
la raíz en la arena
y ya no sé si estuve desde siempre
o fui plantada en ella
o soy de la misma materia una parte

como un sueño tenaz
vuelve
para afiebrarme las medias llagas
las medias camas
las medias noches
¿qué haré de mí
si no consigo
un día
si nunca más consigo
amar
sencillamente?



23/06/09


nota

si volviera a nacer
no viviría muriendo
porque me elijas



23/06/09

lo triste

lo triste
no sería que volvieras
a posarle los ojos
que cayeras
nuevamente en la trampa
de la niña que no quiere
un juguete
sino el de otro

lo triste sería
que me hiriera de muerte

que no tomara en cuenta
que el único amor
que el primer amor que necesito
es el mío

y todo lo demás
y todos los demás
son lo de menos

en cuanto me libere
del propio desamor
sabré reírme
del amargo juego

23/06/09

verocidades

bajo la palma tierna
transparente
cimbra, urgente,
la zarpa

como un dios iracundo
reclama carne
vida
niños

y es un instante

y ya que es deidad
más luego se recuesta
bello e irresistible
y da vino a su boca
y da gozo a su sexo
y sonríe infalible
y nos recuerda a un ángel

ojalá
fuera tan blanca
como parezco

ojalá
dijera amor
y fuera cierto

(reniego de mí
como un minotauro)

23/06/09

jueves, 18 de junio de 2009

dos palabras

lo que tengo que decirte
es de una urgencia
impostergable

nada salvo y sordo
en este vacío entre nosotros
porque no quiero turbarte

me incendia los labios
los muerde, los sangra
y lo aguanto, como al agua de mí

me cunde en las fibras
me troca témpano me pierde
me pregunta quién soy

por eso digo y digo
mil formas mil signos
mil embustes

me lleno de voces
tambores
que pisan embarran el ritmo primero

cuando lo diga alma
cuando me pronuncie
todo habrá acabado

juicio, sismo,
cataclismo,
orgasmo

lo que vale
se mide con una risa o una muerte
por eso lo ahogo

y callo
y muero un poco
por dos malditas palabras impostergables

miércoles, 10 de junio de 2009

Igual no zafás, Morelo

Ésta fui yo. Igual la canción es muy fea, Marcela Morelo, tenés que saberlo. Pero resulta que, aparte, yo pensaba que contenía una frase incomprensible... "quemona", diría yo. Pensé que decía:

"Un arcoiris caliente
aparece de pronto,
cariño mío..."

Y no; dice "radiante"... "arcoiris radiante". Igual... horrible. Pero "va a furcios x mil"; nobleza obliga.

jueves, 4 de junio de 2009

miedo

me toma me desgarra
me tiembla

siento
su grito susurro
en derredor
cerca, encima
su aliento
soplando como un tifón
que me hará suya
inexorablemente
más temprano que tarde

gris azul gélido
cortando la espalda en mitades

abrir los ojos
los ojos bien abiertos
como cuando se escapa de una pesadilla
es inútil
aún es en la vigilia

el miedo

de estar pendiente
en vano

sábado, 30 de mayo de 2009

Diamante (Jorge Fandermole)

Más lindo es escucharla (y cantarla!). Está en el disco Pequeños mundos (2005). Saludos y ojalá los que no lo han hacho aún se encuentren con Fander y con esta musiquita tan bella (y con otros "diamantes" también).

Me han regalado un diamante
y no sé qué hacer con tanta luz;
abro mi mano un instante
y brilla hasta el cielo limpiando el azul.
Es sobre todas las cosas
mi piedra preciosa invisible en su faz
y en el envés transparente
su forma latente se vuelve real.

Quién sabe por qué misterio
elige mi pecho para anidar;
de qué incendiado silencio vendrá,
de qué punto del mapa estelar.
Me agujereó la camisa
marcándome dentro su cronicidad,
su pulsar de lejanía
con relojería de puro cristal.

Ahora voy ya sin aliento planeando en el viento
llevándolo al mar.
Voy a arrojarlo a la espuma
entre el agua y la duna y a verlo brillar.
No puedo llevar conmigo
este brillo cautivo, esta piedra lunar;
en mi campo oscurecido
su luz de infinito no puede durar;

y él fulgura, fulgura
y me ciega su precioso don;
fulgura, criatura,
libre de la noche de mi corazón.


A veces llega del cielo
un presente que nunca nadie previó;
pero existe uno tan bello
del que no quisiera tomar posesión.
Vino su luz del vacío
y me duele ponerlo de nuevo a viajar;
este regalo tardío
no puede ser mío sino del azar.

lunes, 25 de mayo de 2009

Inoportuna (Jorge Drexler)

¿No es muy linda? Comparto.

Quien no lo sepa ya
lo aprenderá de prisa:
la vida no para,
no espera, no avisa.
Tantos planes, tantos planes
vueltos espuma
tú, por ejemplo,
tan a tiempo
y tan
inoportuna

Eran más bien los días
de arriar las velas.
Toda señal a mi alrededor
decía: cautela.
Cuánta estrategia incumplida
aquella noche sin luna
tú, por ejemplo,
tan bienvenida
y tan
inoportuna

¿Quien sabe cuándo,
cuándo es el momento de decir: ahora?
Si todo alrededor te está gritando:
¡Sin demora, sin demora!
debe ser por tu boca

todo lo demás
es lo de menos
lucha
sexo
belleza
calor
aliento

no
no es eso

debe ser por tu boca

circo

desearía
olvidar los mandamientos
de las abuelas,
que mi altar deviniera
circo
y que todos gozasen
nadar el aire entre trapecios
más que prosternarse
ante el amor posible

Amor es un dios falso
que duerme su borrachera
mientras finge escucharnos;
que por razones obvias ignora
el ajedrez
- como el dios de Borges –
pero lo juega
(nos juega)
mendaz e irresponsable

desearía que fuera
entre saltimbanquis
magos
y aros de fuego
mi maestro de ceremonias.

incierto

¿quién podrá decirme
si son ciertas sus tantas maravillas
o si una vez más
la literatura escribe
en mi cuerpo papel
con mi sangre tinta
lo que yo quisiera
que fuera la vida?

trampa

con la misma candidez
la niña deshoja
un manzanillo,
la mujer tilda o cruza
los casilleros
del hombre perfecto.

con la misma candidez
los atan, los vuelven locos,
los salvan
para hacerse sus dueñas.

pero es al revés

de otro modo la jaula
y el mundo
estarían vacíos

martes, 19 de mayo de 2009

Uno de Pedro Salinas

Copio este poema tan bello y va con guiño para mis románticas compañeras de Letras, en compañía de las cuales he emitido suspiros cada vez que el inolvidable Hugo Cowes (octogenario inconfeso, por entonces) recitaba los primeros versos...

Para vivir no quiero
islas, palacios, torres.
¡Qué alegría más alta:
vivir en los pronombres!
Quítate ya los trajes,
las señas, los retratos;
yo no te quiero así,
disfrazada de otra,
hija siempre de algo.
Te quiero pura, libre,
irreductible: tú.
Sé que cuando te llame
entre todas las gentes
del mundo,
sólo tú serás tú.
Y cuando me preguntes
quién es el que te llama,
el que te quiere suya,
enterraré los nombres,
los rótulos, la historia.
Iré rompiendo todo
lo que encima me echaron
desde antes de nacer.
Y vuelto ya al anónimo
eterno del desnudo,
de la piedra, del mundo,
te diré:
«Yo te quiero, soy yo».


Pedro Salinas

domingo, 10 de mayo de 2009

VI

de vez en vez
el sintagma se ahoga
en paradigmas
y entonces es
casi imposible
decir la poesía de las cosas

por eso
es muy probable
que urja
repentino
el reclamo sordo
de la nada

la nada cantable
la nada bella
la nada nada

la nada mujer
que escribe la nada misma
de sentir la nada toda

suerte

la palabra está lista
el encuentro, al acecho
la mujer está fresca,
despierta, floreciente

el despecho, vencido
y el amor
-o lo que fuera-
en ciernes

pero la suerte, amantes,
la suerte es más difícil
de tentar
invitada al banquete
de las mil maravillas
se pide lo de siempre:
una nueva ironía

y otro nudo en los labios
y otro intento y cenizas
otros mundos
o puntos
que no unirá una recta
-aunque podría-

ciclo

me quedo pensando
en la hoja, el árbol
en la tierra

pienso en su diferencia y equivalencia
esenciales
y vuelvo a mí mis propios ojos

pienso en mi canto
que no es menos esencial
que inútil

pienso en tus ojos
que no me reconocen más
ni de otro modo
que este mismo modo mío
de distinguir una hoja, las hojas

pienso en lo breve, lo fútil, lo imperceptible
y en esta impaciencia del tiempo
que se va y no da crédito
ni importancia a mis planes

el ciclo
se sucede
vuelvo a pronunciar mis deseos
como si contemplara una mágica fuente
con una moneda entre los dedos
los digo al aire y al viento
pero ya no me engaño:
un día seré una hoja
más
en el suelo
y ni yo recordaré
mis pasados colores
y poco importará
cuántos sueños haya cumplido
o incumplido

Aparición

Estas letras, dedicadas a mi amigahermana, con su veña se hacen publicables. ¿Cuánto nos quedará por penar, amiga del alma? Mientras, nos acompañamos y compartimos lo malo y lo bueno. "¡¡¡Vamos Nacha!!!"


se resuelve en un instante
el enigma, el misterio
todas las señales de lo mismo
cobran sentido
y lo que fue madeja de gritos discordantes
ya es el ulular inequívoco de un anuncio

él aparece
sonriente, sin culpa,
en la noche embadurnada de fiestas

se cierne sobre el mundo
la verdad
o las verdades
y a estas alturas ya es
poco menos que inevitable
saber
que ese rostro no ha dejado de ser perfecto
que los encantos permanecen lozanos
que su modo de hablar sigue siendo un secuestro

pugnan y vociferan los recuerdos del dolor
se escandalizan en protesta las listas de mentiras
y todas las llagas abiertas se refriegan a sí mismas
para re-cordar el atentado al orgullo

más nos valdría aceptar, reconocer
la impunidad de los amantes hermosos
que nos tiran en la cara un pienso en vos
que nos enjuagan el rencor
con esa mirada inocente de niño
que acaba de tumbar un nido de torcazas
y no comprende el porqué de nuestras lágrimas.


5/10/08

jueves, 7 de mayo de 2009

Danzando Lambada

Facu: - Viste que parece que en una parte dice: "ahhh e gordazau" o no?
... (nadie le discute; nadie le responde: "ah! sí! a mí también me parece..." o algo por el estilo. insiste:)
Facu: - Yo sigo diciendo que para mí dice "AHHHH E GORDAZAU".
(y ahora sí:)
Vero: - Jajajjjajjjjj!!!! Pero no, Facu! Dice "a recordacao" (con c con cedilla y la a final con el cosito de la ñ, que no las encuentro en el teclado)!!! Jajaaa... va a "furciosxmil"!!!
(y él:)
Facu: - Sigo insistiendo, dice "AHHH E GORDAZAU". Yo escucho eso!
(fin)
No es hermoso? Lo que es grave en serio es que se te pegue el turúu turúrurú, túruru turúru tururú-uú todo el día, en pleno año 2009!! Ah, y me acordé de una anécdota al respecto: cuando Pope estuvo estudiando/investigando en Malasia, reconoció en un semáforo de esos que acompañan las señales luminoso-cromáticas con música, para los no videntes, LA MELODÍA DE LA LAMBADAAAAAAA!!! Es ín-creíbleesincreíble!!!
Saludos a la barra y a todos los que me conocen.

martes, 5 de mayo de 2009

You learn (Alanis Morrissette)

I recommend getting your heart trampled on to anyone
I recommend walking around naked in your living room
Swallow it down (what a jagged little pill)
It feels so good (swimming in your stomach)
Wait until the dust settles
You live you learn
You love you learn
You cry you learn
You lose you learn
You bleed you learn
You scream you learn
I recommend biting off more then you can chew to anyone
I certainly do
I recommend sticking your foot in your mouth at any time
Feel free
Throw it down (the caution blocks you from the wind)
Hold it up (to the rays)
You wait and see when the smoke clears
You live you learn
You love you learn
You cry you learn
You lose you learn
You bleed you learn
You scream you learn
Wear it out (the way a three-year-old would do)
Melt it down (you're gonna have to eventually anyway)
The fire trucks are coming up around the bend
You live you learn
You love you learn
You cry you learn
You lose you learn
You bleed you learn
You scream you learn
You grieve you learn
You choke you learn
You laugh you learn
You choose you learn
You pray you learn
You ask you learn
You live you learn

viernes, 1 de mayo de 2009

madre

tu madre debería
tener permiso
para hacer
toda la lista de cosas
que quisiera
empezando y terminando
por donde y cuando gustase

lo primero que haría
sería besarte una vez más,
sabiendo esta vez
que será la última.

después
y para siempre
y a diario
y a cada instante
imagino que querría
poner una flor
en cada agujero
donde antes hubo
tus ojos
tu corazón
tus disparos

pero tantas
tantas flores
harían falta
a ella y a otras madres
que sería un escándalo
un alboroto…

y es por eso
que no
que no le dicen dónde
y no les dicen cuándo
y no nos dan permiso
para hacer
toda la lista de cosas
que quisiéramos

recurrencia

entro gozosa
en la jaula
otra vez

ha traído flores
o alabanzas

y he querido
creer

no, no he querido

pero lo mismo da

el vientre empuja
la boca empuja
la muerte empuja

ay de la mujer que soy
de lo mujer que soy

grito libertad
con el pecho desnudo
y en la bandera que izo
he bordado sus iniciales
con deseo y sangre

soy sólo el sueño sofocante
de un hombre
que no puede desnudarme despierto

2/4/09

miércoles, 29 de abril de 2009

Adiós, amada Idea

Profunda tristeza porque no habrá más bellezas nuevas que leerle a la gran Idea Vilariño. Hondas las letras, el amor y la inteligencia. Profundidades en las profundidades de los que la leeremos siempre. ¡Gracias, Idea inspiradora!
A mi gente querida ya la he agotado casi con mis mails llenos de literatura para compartir; ha viajado Idea en algunos de ellos y ha sido siempre bien recibida. Vuelvo a compartir su magia con los queridos de siempre e inauguro la celebración de su belleza con eventuales nuevos lectores. Brindo por esto y por ella.

CANCIÓN
Quisiera morir
ahora
de amor
para que supieras.
cómo y cuánto te quería.
Quisiera morir
quisiera
de amor
para que supieras.


POR QUÉ
Por qué
aún
de nuevo
vuelvo del viejo dolor
me rompe el pecho
me parte en dos
me cubre de amargura.
Por qué
hoy
todavía.


YA EN DESNUDEZ TOTAL
Ya en desnudez total
extraña ausencia
de procesos y fórmulas y métodos
flor a flor,
ser a ser,
aún con ciencia
y un caer en silencio y sin objeto.
La angustia ha devenido
apenas un sabor,
el dolor ya no cabe,
la tristeza no alcanza.
Una forma durando sin sentido,
un color,
un estar por estar
y una espera insensata.
Ya en desnudez total
sabiduría
definitiva, única y helada.
Luz a luz
ser a ser,
casi en amiba,
forma, sed, duración,
luz rechazada.
LO QUE SIENTO POR TI
Lo que siento por ti es tan difícil.
No es de rosas abriéndose en el aire,
es de rosas abriéndose en el agua.
Lo que siento por ti.
Esto que rueda
o se quiebra con tantos gestos tuyos
o que con tus palabras despedazas
y que luego incorporas en un gesto
y me invade en las horas amarillas
y me deja una dulce sed doblada.
Lo que siento por ti, tan doloroso
como pobre luz de las estrellas
que llega dolorida y fatigada.
Lo que siento por ti, y que sin embargo
anda tanto que a veces no te llega.
SI MURIERA ESTA NOCHE
Si muriera esta noche
si pudiera morir
si me muriera
si este coito feroz
interminable
peleado y sin clemencia
abrazo sin piedad
beso sin tregua
alcanzara su colmo y se aflojara
si ahora mismo
si ahora
entornando los ojos me muriera
sintiera que ya está
que ya el afán cesó
y la luz ya no fuera un haz de espadas
y el aire ya no fuera un haz de espadas
y el dolor de los otros y el amor y vivir
y todo ya no fuera un haz de espadas
y acabara conmigo
para mí
para siempre
y que ya no doliera
y que ya no doliera.

sábado, 6 de diciembre de 2008

y al fin, se vino!

CUARTA
COLGADA
DE
POESÍA
Plaza Malvinas, sábado 6 (desde las 16 hs), domingo 7 y lunes 8
(POR FAVOR, DIFUNDIR)

martes, 28 de octubre de 2008

Fito según Facu

Nuestra "inagotable fuente" no deja de sorprendernos, de matarnos! y latenemos tan cerquita, por suerte! Ahí va: recordarán, supongo, aquella canción de Fito que se parece mucho mucho a esta, pero no del todo, claro...

"Yo pondría el pecho mejor
Tú podrías acercarte a mí..."

Sí, sí, es adorable además de inagotable. ¡Te queremos Facu, te queremos!

martes, 1 de julio de 2008

Cualquier semejanza con la realidad...

Gracias a José que me hizo reencontrar con estas verdades del bueno de Joan Manuel (justo en el momento en que las palabras de uno y otro genio eran imprescindibles). Dicho esto, dejo a los lectores disfrutar la maravilla y las crudas verdades:


Algo personal
(
Joan Manuel Serrat)
Probablemente en su pueblo se les recordará
como cachorros de buenas personas,
que hurtaban flores para regalar a su mamá
y daban de comer a las palomas.

Probablemente que todo eso debe ser verdad,
aunque es más turbio cómo y de qué manera
llegaron esos individuos a ser lo que son
ni a quién sirven cuando alzan las banderas.

Hombres de paja que usan la colonia y el honor
para ocultar oscuras intenciones:
tienen doble vida, son sicarios del mal.
Entre esos tipos y yo hay algo personal.

Rodeados de protocolo, comitiva y seguridad,
viajan de incógnito en autos blindados
a sembrar calumnias, a mentir con naturalidad,
a colgar en las escuelas su retrato.

Se gastan más de lo que tienen en coleccionar
espías, listas negras y arsenales;
resulta bochornoso verles fanfarronear
a ver quién es el que la tiene más grande.

Se arman hasta los dientes en el nombre de la paz,
juegan con cosas que no tienen repuesto
y la culpa es del otro si algo les sale mal.
Entre esos tipos y yo hay algo personal.

Y como quien en la cosa, nada tiene que perder.
Pulsan la alarma y rompen las promesas
y en nombre de quien no tienen el gusto de conocer
nos ponen la pistola en la cabeza.

Se agarran de los pelos, pero para no ensuciar
van a cagar a casa de otra gente
y experimentan nuevos métodos de masacrar,
sofisticados y a la vez convincentes.

No conocen ni a su padre cuando pierden el control,
ni recuerdan que en el mundo hay niños.
Nos niegan a todos el pan y la sal.
Entre esos tipos y yo hay algo personal.

Pero, eso sí, los sicarios no pierden ocasión
de declarar públicamente su empeño
en propiciar un diálogo de franca distensión
que les permita hallar un marco previo

que garantice unas premisas mínimas
que faciliten crear los resortes
que impulsen un punto de partida sólido y capaz
de este a oeste y de sur a norte,

donde establecer las bases de un tratado de amistad
que contribuya a poner los cimientos
de una plataforma donde edificar
un hermoso futuro de amor y paz.

viernes, 27 de junio de 2008

Roque Dalton Gracía (gracias a eltrenliterario.blogspot.com!!!)

Me tomo la libertad de compartir lo que encontré chusmeando el blog de un poeta que (casi) acabo de conocer. Su generosidad, la de compartir la belleza que conoce con nosotros, me inspira también; así que hacemos rodar la poesía. La poesía que, como dice Roque, "es como el pan, de todos."

LOS BURÓCRATAS
Los burócratas nadan en un mar de aburrimiento tempestuoso
Desde el horror de sus bostezos son los primeros asesinos de la ternura
terminan por enfermarse del hígado y mueren
aferrados a los teléfonos con los ojos amarillos fijos en el reloj.
Los burócratas tienen linda letra y se compran corbatas
sufren síncopes al comprobar que sus hijas se masturban
deben al sastre acaparan los bares
leen el Reader Digest y los poemas de amor de Nerúda
asisten a la ópera italiana se persignan
firman los pliegos nítidos del anticomunismo
los hunde el adulterio se suicidan sin arrogancia
tienen fe en el deporte se avergüenzan
se avergüenzan a mares
de que su padre sea un carpintero.



ACTA
En nombre de quienes lavan ropa ajena
(y expulsan de la blancura la mugre ajena).
En nombre de quienes cuidan hijos ajenos
(y venden su fuerza de trabajo
en forma de amor amaternal y humillaciones).
En nombre de quienes habitan en vivienda ajena
(que ya no es vientre amable sino una tumba o cárcel).
En nombre de quienes comen mandrugos ajenos
(y aún los mastican con sentimiento de ladrón).
En nombre de quienes viven en un país ajeno
(las casas y las fábricas y los comercios
y las calles y las ciudades y los pueblos
y los ríos y los lagos y los volcanes y los montes
son siempre de otros
y por eso está allí la policía y la guardia
cuidándolos contra nosotros).
En nombre de quienes lo único que tienen
es hambre explotación enfermedades
sed de justicia y de agua
persecuciones condenas
soledad abandono opresión muerte.
yo acuso a la propiedad privada
de privarnos de todo.

COMO TÚ
Yo, como tú,
amo el amor,
la vida,
el dulce encanto de las cosas,
el paisaje celeste de los días de enero.
También mi sangre bulle
y río por los ojos
que han conocido el brote de las lágrimas.
Creo que el mundo es bellos,
que la poesía es como el pan, de todos.
Y que mis venas no terminan en mí
sino en la sangre unánime
de los que luchan por la vida,
el amor,
las cosas,
el paisaje y el pan,
la poesía de todos.

jueves, 26 de junio de 2008

M aquí!

Amigos y visitadores, he vuelto!!! La euforia representada en los signitos de admiración es mía, claro (no es que sea tan creídita!). Aquí he dejado, como prueba de que el ocio sin internet no es la muerte del poeta (juá), un par de verocidades. Y hay más, por suerte para mí, que es como si anduviera con sed cuando no escribo nada... habrá que ver qué se salva de mi censura.
Bien, espero que si tienen ganas "pasen y vean" nuevamente por este rinconcito, que ya no tendré tan abandonado.
Besos y saludos

cartón

he trabajado duro
para domar tu imagen
he jurado ignorarla
y ella, que ahora es más obediente,
se ha comprometido
con firmeza
a ya no desvelarme

he debido explicarle
que pasaré de ella
y de su dueño
por el tiempo que reste en la aventura
de hallar un ser amable

la he escrutado a los ojos largamente
con la luz de la rabia:
no he logrado encontrar
ni aún un atisbo
de mella en su altivez
-sigue sonriendo-

ahora que se marcha
descubro sin embargo
que apura el paso…
teme
que me atreva, ahora sí,
a retenerla un instante
para rasparle un ángulo
para ver cabalmente
-libre ya del opio o del encanto-
que mis dedos se ensucian
con un dorado tinte.

(22/4/08)

magia

presento a mis hermanas,
humildemente,
un puñado de palabras
mágicas

deberán pronunciarse
con mirada ardiente
con senos de madre
con aliento quebrado
con piernas abiertas
con inteligencia
(y en tono interrogativo)

“un vino”
“un café”
“tu número”

en menos que canta un gallo
que salta un conejo
que brotan pañuelos
un hombre habrá desaparecido

(22/04/08)

lunes, 14 de abril de 2008

... la abuela era buena... y fumaba

"... el cuento de la abuela Pipa" (????????????????)

Ya se sabe que tampoco tiene mucha lógica aquello de "la buena pipa"... pero bueno.

by "nombrenopublicable" (sí, otra vez)

domingo, 13 de abril de 2008

Otoño (mauricio rosencof + jaime roos)

Aquella tarde de otoño era dorada
Árboles y casas tras un tul amarillento
Las copas calmas, el cielo tenue, el sol más lento.
Sus ojos sonreían, estaba enamorada.
Caminábamos los dos la hora encantada
En que el farol garúa su primer aliento
Cuando salta a su paso un presentimiento:
“Dios mío”, dice, “¡que nunca pase nada!”.
“¿Qué puede pasar? Nada. Nada va a pasar”
“No sé… es que todo esto es tan hermoso”.
Nos besamos con miedo y volvimos a andar
Pero tanto silencio se nos hizo penoso.
Entonces eligió hojitas secas para pisar
Y el juego volvió el dorado más luminoso.
Ésta es una de mis canciones preferidas del disco de Jaime Roos, "La Margarita", sobre poemas del uruguayo Mauricio Rosencof. La historia en torno al poemario del entrañable Mauricio es más larga y muy hermosa, y merece una dedicación especial que me resulta imposible en esta tarde; ojalá me acuerde de contarla en otro momento, porque es bellísima en serio.
(Gracias a Martín, a quien le debo el haberme encontrado con esta maravilla que ahora comparto y, si me permiten, recomiendo.)

martes, 1 de abril de 2008

Si el hombre pudiera decir lo que ama (de Luis Cernuda)

Si el hombre pudiera decir lo que ama,
si el hombre pudiera levantar su amor por el cielo
como una nube en la luz;
si como muros que se derrumban,
para saludar la verdad erguida en medio,
pudiera derrumbar su cuerpo,dejando sólo la verdad de su amor,
la verdad de sí mismo,
que no se llama gloria, fortuna o ambición,
sino amor o deseo,
yo sería aquel que imaginaba;
aquel que con su lengua, sus ojos y sus manos
proclama ante los hombres la verdad ignorada,
la verdad de su amor verdadero.

Libertad no conozco sino la libertad de estar preso en alguien
cuyo nombre no puedo oír sin escalofrío;
alguien por quien me olvido de esta existencia mezquina
por quien el día y la noche son para mí lo que quiera,
y mi cuerpo y espíritu flotan en su cuerpo y espíritu
como leños perdidos que el mar anega o levanta
libremente, con la libertad del amor,
la única libertad que me exalta,
la única libertad por que muero.

Tú justificas mi existencia:
si no te conozco, no he vivido;
si muero sin conocerte, no muero, porque no he vivido.

Luis Cernuda
(gracias Facu)

sábado, 29 de marzo de 2008

Mariposas (1971)

Silvio Rodríguez

Hoy viene a ser como la cuarta vez que espero
desde que sé que no vendrás más nunca.
He vuelto a ser aquel cantar del aguacero
que hizo casi legal su abrazo en tu cintura.

Y tú apareces en mi ventana,
suave y pequeña, con alas blancas.
Yo ni respiro para que duermas
y no te vayas.

Qué maneras más curiosas
de recordar tiene uno,
qué maneras más curiosas:
hoy recuerdo mariposas
que ayer sólo fueron humo.
Mariposas, mariposas
que emergieron de lo oscuro
bailarinas, silenciosas.

Tu tiempo es ahora una mariposa,
navecita blanca, delgada, nerviosa.
Siglos atrás inundaron un segundo
debajo del cielo, encima del mundo.

Así eras tú en aquellas tardes divertidas,
así eras tú de furibunda compañera.
Eras como esos días en que eres la vida
y todo lo que tocas se hace primavera.
¡Ay mariposa!, tú eres el alma
de los guerreros que aman y cantan
y eres el nuevo ser que (hoy) se asoma
por mi garganta.

Qué maneras más curiosas
de recordar tiene uno,
qué maneras más curiosas:
hoy recuerdo mariposas
que ayer sólo fueron humo.
Mariposas, mariposas
que emergieron de lo oscuro
bailarinas, silenciosas.

Tu tiempo es ahora una mariposa,
navecita blanca, delgada, nerviosa.
Siglos atrás inundaron un segundo
debajo del cielo, encima del mundo.

Cuenta Silvio: «Para la cultura náhuatl que crecía en el valle de México cuando llegaron los conquistadores (después no creció casi nada), las mariposas simbolizaban el alma de los guerreros que, habiendo caído en combate, regresaban a la tierra de esa forma colorida y hermosa para embellecer la vida de los hombres. En este caso el símbolo esta tomado en el sentido de la añoranza del recuerdo.»

la inefable Eda Bustamante

... fue celebrada en una canción de Attaque77, que decía:

"Eda Eda Bustamante"

... pero algunos oían, lamentablemente:

1. "Heladera Bustamante"

2. "Te daré la Bustamante"


by Cejas y Anabela

uno baila como quiere...

"bailar pelados es bailar" (iguál-quebaaailaelmaaaaar-conlosdelfíneeees...)

by Faxe (no ocultaremos este dato porque él está orgulloso! y nosotros se lo festejamos... un rato... hasta que descubrimos que la canción que supo cantar el bueno de Sergio Dalma es altamente "pegajosaaa"!!!)

cosas de cronolecto

"¡Es más bueno que el Ace!" (se refiere al jabón en polvo!!!)

... te han olvidado o no te conocieron jamás, Lassie querida! Acaso tenga el mismo sino el sonriente y rozagante Quaker (shh, no le digamos nada... a ver si lo toma a mal y a estas alturas hay que cambiar el dicho)

miércoles, 26 de marzo de 2008

Nota Página12 (c)

Opinión
La plaza de las Trillizas
Por Sandra Russo
Hace rato que el campo seduce a la ciudad, tanto como la ciudad seduce al campo. “Yo estoy con el campo”, se leía ayer en las pancartas cuadraditas que exhibían jóvenes de look Cardon, una marca que, dicho sea de paso, tiene en Palermo su “torre rural”. Parece una bizarrada argentina, y acaso lo sea, pero en el sitio web de la marca que impuso la ropa de estancia entre jóvenes y adultos que de estancieros tienen poco, se indica que sus emprendimientos inmobiliarios se originaron en el deseo de que la gente del campo “se sienta en la ciudad como en su casa”.
Algunos barrios de esta ciudad, anoche, estuvieron con el campo, aunque no se sepa muy bien cuál es el lazo que se estrecha, más allá del espanto que los une, y que es el gobierno kirchnerista. Iba a pasar tarde o temprano, pero seguro iba a pasar ante alguna señal concreta de que había llegado la hora de redistribuir un poco, un poquito, algo de lo que tienen y nunca en la historia han cedido de buena fe o buena gana.
Las Trillizas de Oro lo supieron antes que muchos, y por eso hicieron buenos matrimonios: acabado hace rato su cuarto de hora, las chicas fueron noticia solamente porque las tres eligieron casarse con polistas. Hay un glamour polista que recoge cierta muchachada bilingüe, un toque de distinción en alpargatas, un manierismo de mate con la peonada, un aire de familia numerosa y divina que aunque argentina, es rubia y fina. La base social y cultural del nicho citadino que no tiene empacho en arrebatarles a los piqueteros sus piquetes y que desembarcó en las calles con entusiasmo de debutante, encanto del polista.
A propósito, el lunes 24 me equivoqué de marcha, y en lugar de ir a la de los organismos de derechos humanos aterricé en la de las agrupaciones de izquierda. Quien se atuviera a lo que allí se megafoneaba, jamás hubiese comprendido este país, que un día después, un solo día, ofreció en el mismo escenario el espectáculo del sector agropecuario forzando rebelión en la granja.
A pesar del arrebato con el que estas líneas están siendo escritas, hay al menos un par de cosas claras. Quien votó a Cristina Kirchner se presume que votó algo parecido a lo que pasa. Medidas que redistribuyan riqueza. ¿Por qué hasta ahora no se tomaron medidas como éstas? Porque medidas como éstas no son gratis. Porque la riqueza no se suelta. Porque no hay lógica ni ideología capaces de arrancarle a un sector privilegiado algo de lo que tiene. Porque a la redistribución de la riqueza hay que acompañarla y sostenerla y defenderla de la reacción que provoca. Porque para acompañar un proceso de redistribución de recursos y de asignación de torta hay que hablar claro, tener coraje y poner el cuerpo y la cabeza a favor de ese cambio. Porque es más fácil, desde un progresismo previsible, rancio y fofo, seguir boludeando con el bótox o las carteras de la Presidenta.
Hoy hay miles de personas en las calles con pancartitas que dicen “Yo estoy con el campo”, sin que eso signifique otra cosa que estar en contra de este gobierno y de las medidas que pueden rozarles las ganancias. Así ha sido siempre. Siempre han estado a favor de quien les done favores y en contra de quien se los recorte. No los mueve nada más que el bolsillo. No hay otra ideología que el bolsillo, aunque usen alpargatas y salgan de padrinos del hijo de un peón.

Nota Página12 (b)

Opinión
No importa nada
Por Alfredo Zaiat
Telefónica y Telecom deciden cortar el servicio de telefonía porque consideran que su rentabilidad no es la adecuada y para restablecerlo exigen un aumento de tarifas. Edesur y Edenor informan que en reunión de directorio adoptaron una medida que afectará a los usuarios porque los dejaran sin luz ante la tosudez de un gobierno que no quiere subir las tarifas. Las empresas de colectivos, las grandes y las pequeñas, impulsan un lockout ante lo que evalúan como una política oficial equivocada de no elevar el precio de los boletos. Las petroleras YPF, Shell, Esso y Petrobras dejan de abastecer las estaciones de servicios para enviar el mensaje que quieren cobrar las naftas más caras. Empresas oligopólicas productoras de alimentos, como Molinos de Pérez Companc y Ledesma de Blaquier, interrumpen los envíos al mercado, porque están en contra de la intervención de la Secretaría de Comercio.
La mayoría pensaría que resulta descabellada esa respuesta empresaria, comportamiento que se definiría como antisocial y perturbador. ¿Cuál sería la reacción mediática ante semejante presión patronal que afecta a millones, en especial a los más vulnerables? ¿Dejar sin teléfono, luz, medios de transporte, combustible y alimentos sería aplaudida, acompañada y festejada con cacerolazos? Da la impresión de que no, aunque no habría que descartar sorpresas entre los que ya se sabe e incluso en algunos progresistas culposos. Ahora bien, para evitar confusiones, la protesta del campo es un lockout patronal, ya sea de pequeños, medianos o grandes productores. Se trata de la respuesta del capital a una medida del Gobierno. Y la acción es tan virulenta como la que tiene con los trabajadores o peones rurales en situaciones de máxima tensión. No importa nada, salvo preservar la rentabilidad del capital. En este caso “nada” implica vaciar góndolas de supermercados y estantes de los almacenes. Pocas medidas patronales han sido de tan manifiesto desprecio hacia el prójimo. Y lo que no deja de asombrar es que la mayoría de los medios pueda considerar “justa” semejante agresión a la población. Porque no sólo faltará carne, leche y otros alimentos, sino que sus precios subirán ante la escasez, produciendo el doble efecto de angustia por el desabastecimiento y por el deterioro del poder adquisitivo. Esto no significa que los pequeños y medianos productores no necesiten atención con políticas específicas y de promoción por parte del Gobierno, que parece ignorar la diversidad de agentes en el campo. Pero cuando las demandas ya dejan de ser por una estrategia sectorial, para convertirse en un de-sestabilizador político, económico y social, los dirigentes que dicen representar a los castigados del campo debería alejarse de sus pares que no dudarían en cualquier otro momento de aplastarlos, como la historia bien enseña.


azaiat@pagina12.com.ar

Nota Página12 (a)

Opinión
Una giornata particolare
Por Mario Wainfeld
La cobertura televisada en vivo del discurso presidencial pretendió sugerir que las bazas se estaban dirimiendo. En realidad, las cartas de ayer ya estaban echadas, a la tardecita. Las entidades “del campo” anunciaron horas antes la prolongación de su lockout con cortes de rutas por tiempo indeterminado, hasta que se retractara la implantación de las nuevas escalas de las retenciones y su movilidad. Hablaron de su ánimo de negociar pero, en un sinsentido llamativo, lo supeditaron a una rendición. La oferta, bien mirada, era una remake agreste del Tratado de Versalles. Era muy dudoso que Cristina Fernández tuviera en carpeta otro tipo de réplica pero con la presión de la acción directa, al grito de “quiero retruco”, contestó “quiero valecuatro”.
La partida no ha terminado pero es obvio, con el tablero a la vista, que ayer “el campo y la oposición política (que encontró un nicho de oportunidad) ganaron unos porotos.
El Gobierno, desde el vamos, no fue hábil para espigar entre los reclamantes. Soportó, en algún sentido alentó, que se unieran en la protesta. Ayer sucedió que recibieron apoyos ajenos a la mera lógica corporativa. Seguramente no hubo transiciones del oficialismo a la oposición. Los barrios porteños que se galvanizaron (los del norte), los rostros de las movilizaciones sugieren un corte de clase. Es verosímil que no hayan salido a la calle muchos (acaso ninguno) de quienes votaron a Cristina para presidenta.
Pero el oficialismo cometió el desliz de permitir que se ampliara el apoyo a sus antagonistas. Tanto que varios gobernadores que se supone son “del palo” hacían piruetas ayer para no malquistarse con la Casa Rosada pero propalaban gestos cada vez más conspicuos para que se abriera una instancia de negociación.
- - -
Estilo CFK: La presentación de la Presidenta mantuvo sus rasgos de estilo. Un discurso claro, articulado, bastante sofisticado para los que miran compactos por tevé. Su defensa del “modelo” fue lógica y bastante precisa. Defendió la validez de las retenciones como puntal de una política económica que sirvió para salir de la crisis. Y explicó la utilización estatal de los recursos provenientes de los impuestos. Defendió una política económica que ha producido resultados aceptables, inimaginables años atrás y la validez de un impuesto que siempre fue resistido por los sectores del agro. A diferencia de otros espadachines mediáticos del Gobierno, no se ciñó sólo al valor recaudatorio de la gabela, también su necesidad para desacoplar a los precios domésticos de productos básicos del arrastre de los precios internacionales.
Definir si tiene razón en ese encuadre general, obliga a una toma posición política. La controversia no es un hallazgo del siglo XXI, viene de muy lejos. La dieta de los argentinos se integra comiéndose buena parte de los principales productos exportables. La bonanza del campo en general ha derivado en precios siderales de productos básicos y las tensiones entre la cadena agropecuaria exportadora y un tramo importante de los sectores populares es uno de los hilos conductores de los conflictos de nuestra historia.
En un período de crecimiento esa contradicción fue sobrellevada, no sin resquemores, por el gobierno de Néstor Kirchner que también soportó lockouts y quejas por estar asesinando a la gallina de los huevos de oro. La mala onda entre éste y otros gobiernos peronistas (salvo el de Carlos Menem que no fue de esplendor para “el campo”) es otra constante nacional. La palabra agresiva de varios piqueteros de ayer, visiblemente productores pequeños y no multimillonarios, evocaba los discursos más flamígeros de la Sociedad Rural, aquellos en los que se comenta que el campo hizo la grandeza de la patria. Una mirada seria sobre la distribución de la riqueza y la extensión de la justicia social en esos lapsos, autoriza a ser escéptico. Y a convocar a la modestia sectorial, base de toda convivencia social civilizada.
Así las cosas, en la lectura de este cronista, en su sesgo general, el Gobierno tiene razón en defender las líneas maestras de su política económica que fue convalidada por un margen amplio en las elecciones de octubre pasado. Pero algo faltó.
- - -
Lo que faltó: A Cristina Fernández de Kirchner le faltó algo que es una larga carencia de su fuerza. Matizar al adversario, predisponer una salida conversada. No ceder a las presiones es un principio básico de gobernabilidad, indeclinable. No es sensato suponer que un gobierno naciente se permita burlar esa bolilla uno.
Pero el Gobierno todo (y la Presidenta) ayer descuidó condimentar su gobernabilidad con uno de los mandatos del sistema democrático: mantener instancias de negociación permanente con todos los sectores, incluidos los díscolos. Cristina Kirchner, puesta a confrontar con quienes la habían desafiado, descuidó diferenciar a su interior a los “grandes” de los “pequeños y medianos”. Y abrir una ventana pública para salir de la pura confrontación.
- - -
Lo que se juega: Los dirigentes “del campo” ayudan poco. Los grandes se invisibilizan en el discurso escudándose detrás de los pequeños mientras se valen de su bronca. La intransigencia de las cuatro entidades no se puede explicar por motivos económicos (a muchos de ellos les sigue yendo bomba) ni por estar “desbordados” por sus bases, argumento que ningún líder que aspira a negociar puede invocar gratuitamente. Digámoslo paradojalmente para luego explicarlo: ya no se discute lo que se discute.
Todo paro (incluidos los patronales) es político porque supone disputa de la riqueza. Este lo es, además, porque se quiere limar al Gobierno. No se discuten ya las retenciones a la soja (el precio internacional bajó en estos días tornando virtual por ahora el supuesto casus belli), si así fuera no habría movida de los tamberos, los maiceros o los productores de carne. Lo que se busca es una mejor posición relativa frente a un gobierno al que (como dice bien Cristina) en un momento necesitaron pero (como registran ellos) sigue pidiéndoles esfuerzos que otros les dispensarían.
Se ha establecido una suerte de caso piloto. Los propietarios agropecuarios quieren recuperar parte del poder que perdieron en estos años, alienados de Palacio aunque no del crecimiento y sus pitanzas.
El oficialismo sospecha que, si cede, generará un precedente que podrá ser reprisado por otros actores capaces de cortar calles. Y que la oposición encontró en el entuerto un atajo para buscar descompensarlo, tras su traspié electoral en 2007, en un año en que las urnas no hablarán.
- - -
Polarizaciones: Más allá de las razones relativas, sobre las que ya se habló, hay dos factores que inducen a la preocupación. El primero es la exacerbación de planteos binarios vetustos pero no removidos de la cultura política: campo versus ciudad, peronistas versus gorilas, clases medias urbanas versus trabajadores sindicalizados. Esas díadas no fueron demasiado fértiles en los últimos 50 años, o en el mejor de los casos se agotaron. Su reaparición en tantos relatos es una mala nueva en una sociedad que es más plural, más democrática, más compleja y, básicamente, distinta de lo que era medio siglo atrás.
La crónica cuenta que hubo llamadas telefónicas cruzadas y algunas propuestas que el Gobierno fue dando a conocer de modo parcial. También exhortaciones de sectores no cándidos (jerarquía de la Iglesia Católica sin ir más lejos), que igualmente pueden tener su funcionalidad. Más allá de las ventajas que busca cada uno, la responsabilidad de todos es descomprimir.
Quizá el primer reflejo del Gobierno, el que se maceró ayer muy tarde en la Casa Rosada en la reunión entre la presidenta, Alberto Fernández y Martín Lousteau, sea doblar la apuesta.
Suena más sensato y sistémico sacarle punta al planteo que hiciera al cierre de esta nota Hermes Binner: la búsqueda de consensos extendidos.
Tal vez sea el momento de proponer una agenda muy amplia, que interpelara a ausentes de la brega que tienen algo que añadir: corporaciones de la industria, gobiernos provinciales, asociaciones de consumidores. Y desde luego, los trabajadores del campo, de momento bastante alienados de la bonanza general.
- - -
Necesidades: El Gobierno debe tender la mesa y habilitar el diálogo, algo que le cuesta horrores. Y la dirigencia “del campo” debe hacerse cargo de la lesividad de su medida de fuerza. Esa lesividad cargará sobre la ciudadanía en su conjunto y, por razones evidentes, gravará más a los de menos recursos. Nadie debe sustraerse a las consecuencias de sus acciones. Incitar al desabastecimiento de insumos de la canasta familiar (desde el comienzo de los tiempos y más en este Sur) es una herramienta tradicionalmente golpista que cualquiera que se proclame democrático debería archivar.