domingo, 17 de enero de 2010

tarde VI

la tarde se recuesta

es bella

pero es todas



y sería cualquier tarde

si no escribieras en ella

con agua de ojos que ven

lo que no quieren

sería cualquier tarde

si no estuvieran la lejanía y la montaña

cantando

la canción que no es la nuestra, que no oiré

que hiere de muerte



cuando su sueño se haya escurrido por completo

y satisfecha y puntual se cuele mañana en la siesta

festín, derrota de la prisa

ya no será esta tarde, sino otra



ser una tarde…

terminar un ser yo con un vuelo de párpados

y despertar distinta, otra

más bella, más nueva, más amada



ser una tarde

3 comentarios:

María dijo...

muy muy lindo!!

meli dijo...

hermosa la musicalidad de este poema, vero.

verolamora dijo...

Gracias, chicas! Un beso a ambas